Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Enrique Aguilar / Coach y consultor Leadex en colaboración para Great Place to Work® México

Si hacemos una búsqueda en la web con el título “liderazgo” encontraremos una extraordinaria lista de bibliografía, videografía, cursos y hasta películas. Sin embargo, muchas de esas fórmulas pertenecen al pasado. Estamos viviendo la “era de la innovación” en todos los mercados y la crisis sanitaria por Covid ha obligado a muchas corporaciones a trabajar en home office.

El home office fue una adopción urgente en las organizaciones para asegurar la continuidad del trabajo. Así cada colaborador realiza las mismas tareas, pero desde su casa, aprovechando las facilidades de la tecnología actual. Esto, sin embargo, no considera esquemas como flexibilidad de horarios, trabajo asíncrono, gestión automatizada de proyectos y comunicación intermitente.

Ahora muchos líderes están llenando sus agendas diarias con entrevistas, reuniones o juntas con sus equipos, todas a distancia desde luego, con la única idea de “evidenciar que están trabajando”. Esto está resultando sumamente improductivo, ya que el paradigma de que un equipo de alto desempeño debe trabajar bajo el mismo techo ha quedado obsoleto.

Adiós a la vieja forma de trabajar

El trabajo como lo conocíamos ha dejado de existir. Hemos transitado bruscamente a un nuevo esquema de trabajo y convivencia social. Lo que estamos viviendo y observando ahora es tan solo el comienzo de una profunda transformación laboral a todos los niveles. Por ello, al ejercer nuestro liderazgo, tenemos la oportunidad y a la vez el desafío de crear nuevos paradigmas de trabajo, colaboración y comunicación asíncrona.

¿Cómo asumir un liderazgo exitoso en este contexto?

A continuación, te describo las cuatro competencias directivas que todo líder puede adoptar y desarrollar. El objetivo es asegurar la continuidad del negocio y gestionar efectivamente el trabajo de tus equipos en un contexto de home office generalizado.

  1. Ambigüedad bipolar: Capacidad de tomar decisiones en cualquier momento priorizando la salud de las personas y la economía de la organización.
  2. Simplify Accountability: Consiste en establecer un marco de trabajo basado en la rendición de cuentas, dejando que cada colaborador gestione su trabajo y cumpla sus compromisos.
  3. Negociación de supervivencia: Negociar de manera contundente, como si de cada acuerdo dependiera toda la organización, siempre buscando la reducción de costos y un mayor flujo de efectivo.
  4. Reinventar el modelo de negocio: se explica mejor si planteamos y respondemos las siguientes preguntas:
  • ¿Qué estoy haciendo que tiene buenos resultados en esta crisis?
  • ¿Qué están necesitando mis clientes que nadie lo ofrece todavía?
  • ¿Cómo reinventar mis procesos?
  • ¿Cómo será mi modelo de negocio en el futuro?

Sin duda, aquellos líderes que sean capaces de desarrollar estas cuatro competencias emergerán de la crisis fortalecidos. Dirigirán empresas y organizaciones innovadoras que brinden un valor extraordinario a sus clientes en un mundo superado por la “nueva normalidad”.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

X