Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El sector Hospitalidad, a la espera

Elisa de Sampedro / Creadora de Contenido / Great Place to Work® México

De acuerdo con el INEGI el sector turístico representa en México 8.7% del PIB. Esto refleja su gran importancia para el país. Se reparte entre el transporte de pasajeros; restaurantes bares y centros nocturnos; el alojamiento mismo; las agencias de viajes; el comercio de servicios, bienes y artesanías; y los servicios culturales, deportivos y recreativos.

Con algunas entidades ya en semáforo verde y otras en naranja pero deseosas de también pasar al verde, el sector se encuentra calentando motores. Más ahora que Semana Santa se aproxima. Pero, ¿es posible que todo vuelva a ser como antes?

 

El anhelado regreso al semáforo verde del sector Hospitalidad

La Hospitalidad tiene características particulares. Una de ellas es que su fuerza laboral se divide, por lo común, en un cierto grupo de colaboradores permanentes y una gran cantidad que son contratados a tiempo parcial dependiendo de la demanda del público y la temporada.

Durante años, esta flexibilidad le ayudó a enfrentar diversas circunstancias cambiantes. Sin embargo, durante 2020 la pandemia desafió incluso este exitoso esquema en el que tradicionalmente todos salen ganando.

Hoy que tantos anhelan el regreso a la vieja normalidad, el temor es que no todos los actores vuelvan con la fuerza de antes. El sector turístico ha sido uno de los más golpeados.

Usualmente, gran cantidad de sus colaboradores sabía que en las épocas de vacaciones contaban con su reincorporación a las actividades. Pero un año de inactividad sin duda pone los corazones en otro lado. Probablemente muchos no regresarán o bien su fidelidad puede haberse mermado.

Sin duda, las organizaciones que hayan logrado establecer un acuerdo de confianza con sus colaboradores durante 2020 —y antes— serán las que en un eventual regreso al semáforo verde lleven la ventaja sobre sus competidores.

 

Las ventajas de Los Grandes Lugares para Trabajar®

Importantes firmas del sector hospitalidad, como Grupo Posadas, Grupo Vidanta y Grupo Xcaret (en la categoría de más de 5,000 colaboradores de la lista de Great Place to Work®), así como Catalonia Hotels & Resorts, Pueblo Bonito Golf & Spa Resorts & Spa (en la categoría de 500 a 5,000 colaboradores), han demostrado durante años su capacidad de reconvertirse y superar retos.

Al trabajar activamente en una cultura de alta confianza, Los Grandes Lugares para Trabajar® llevan ventaja en situaciones críticas. Una de las evidencias es que, en la última medición del Trust Index®, los colaboradores del sector indicaron, en su conjunto, tener un orgullo de 90% de pertenecer al lugar donde trabajan. Este orgullo marcará la diferencia.

Durante la pandemia, la cultura de alta confianza que conlleva un beneficio mutuo compensa la lejanía física. Quizá haya ocurrido un rompimiento de lazos laborales pero no de los emocionales ni de la fidelidad. La feliz consecuencia puede materizalizarse en ahorros de capacitación de personal, reorganizaciones y reinducciones desde cero.

El desarrollo previo de habilidades y competencias del Modelo® Great Place to Work® será fundamental durante el retorno a un eventual semáforo verde. Algunas muy claras son las siguientes:

  • Respeto. Que se traduce en apoyo profesional constante para los colaboradres: en capacitación, reconocimiento y desarrollo.
  • Equidad. Si como parte de la cultura del centro de trabajo los colaboradores perciben que son tratados con justicia. Y que la remuneración que reciben es correcta.
  • Imparcialidad: Cuando los líderes han avanzado en la eliminación de favoritismos, permitiendo así el ascenso por mérito dentro de la organización. Los colaboradores no abandonan el barco ¡y regresan a él cuando zarpa de nuevo!
  • Orgullo. Esa satisfacción tan personal de “trabajar ahí” que reduce la tan temida rotación voluntaria. Si la cultura organizacional otorga algo más que compensaciones y beneficios económicos, los colaboradores desarrollan un fuerte orgullo de pertenencia.
  • Cercanía y hospitalidad. Mediante la cual los colaboradores no sólo son bienvenidos dentro de la organización la “primera vez” con una inducción-capacitación. También reciben, de forma programática, reinducciones de puesto para mantener y mejorar sus habilidades.
  • Responsabilidad social corporativa. Si la organización cuida no sólo a los colaboradores, sino a sus familias y sus comunidades, se alcanza una mayor fidelidad a la organización.

 

El proceso de certificación y acompañamiento para convertirse en uno de Los Mejores Lugares para Trabajar® puede llevar algo de tiempo pero todos pueden lograrlo. Los beneficios para el negocio serán evidentes.

Acerca a tu organización y descubrirás cómo. Todas pueden acceder: chicas, medianas y grandes. No importa el sector donde participen ni la entidad donde se encuentren.

 

 

¿Te gustó? ¡Califícalo!

Contáctanos

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn

X