Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En el laberinto de la crisis, hay oportunidades para todos

Antonio Ono / Vicepresidente de Innovación y Análisis / Great Place to Work® México

En México,  un 1 millón 10 mil 857 micro, pequeñas y medianas empresas murieron entre mayo de 2019 y septiembre de 2020. La causa: la crisis desatada por el Covid-19. Esta cantidad representa el 20.8% de las MiPYMES, según el Estudio “Demografía de los Negocios 2020”, publicado por el INEGI. Pero también se reporta que casi 620 mil nuevas MiPYMES nacieron en el mismo periodo. Ciertamente una crisis económica afecta a millones de personas y negocios. Pero también abre nuevas oportunidades para quienes sepan detectar las necesidades nacientes y crecientes por la misma situación.

Cuando se declaró la pandemia a inicios del 2020, el pánico obligó a la gente a comprar diversos insumos. Vimos cómo se adquirían alimentos duraderos, papel higiénico, cubrebocas, gel antibacterial, desinfectantes líquidos, medicamentos, entre otros. Muchos de estos productos escasearon rápidamente y era difícil conseguirlos, e inclusive sus precios subieron ante la excesiva demanda. Pero tiempo después, cuando el confinamiento fue relajándose gradualmente, observamos que estos productos empezaron a reabastecerse en grandes cantidades. Incluso hubo mayor variedad. Ahora vemos ya en las calles y en los comercios que se ofrecen cubrebocas en diversos diseños y colores. Y nuevas y numerosas marcas de gel antibacterial, caretas de todo tipo, y también nuevos desinfectantes líquidos.

En el sector de los servicios, la crisis impactó severamente a muchos pequeños comercios, establecimientos de servicios y restaurantes. Pero al mismo tiempo hemos visto florecer una mayor demanda y oferta por el servicio a domicilio. No sólo de alimentos preparados, sino también de despensa y medicamentos, de servicios de desinfección del hogar, oficina y automóviles. Incluso pruebas de laboratorio a domicilio para detección de covid.

A nivel mundial, la llegada de las vacunas contra el covid supone una esperanza para poder salir de esta crisis e ingresar a una “nueva normalidad”. Sin embargo, vemos que importantes focos amarillos están llegando a un punto límite y de inflexión. Algunos de éstos son las siguientes:

  • aparición de nuevas cepas del virus
  • alto nivel de desempleo y numerosas quiebras de empresas
  • la creciente desigualdad socioeconómica así como un incremento en las protestas sociales
  • una creciente inflación en los precios de materias primas o commodities
  • crecientes burbujas en los mercados de acciones, derivados y bonos
  • niveles récord de deudas nacionales monetizadas por los bancos centrales
  • baja de tasas de interés por los bancos centrales pero al mismo tiempo una creciente presión de los mercados financieros por mayores tasas en los bonos de largo plazo
  • la reducción de créditos por bancos comerciales

Una montaña rusa con oportunidades

Estamos probablemente en la cima de una enorme montaña rusa económica-financiera-social. De acuerdo con algunos expertos, lo que viene es una tremenda bajada. Y como en toda crisis, siempre se cierran oportunidades pero también se abren nuevas.

Si hasta el momento tu negocio o el negocio para el cual trabajas es uno de los sobrevivientes, estás frente a este punto de inflexión. Puedes proteger lo que hayas logrado y construir un camino hacia nuevas oportunidades. O bien puedes dejarlas pasar, abrocharte el cinturón de seguridad y deslizarte por esta pronunciada bajada de la montaña rusa. Actuando así, arriesgas todo lo que has logrado hasta ahora.

En los grandes lugares para trabajar, los líderes 4ALL ven más allá de lo habitual. Más allá de lo que tienen enfrente internamente en sus organizaciones y en sus mercados. Los líderes 4ALL tienen la habilidad de abstraer sus visiones para ver el panorama y relieve global desde una perspectiva mucho más alta y a lo largo del eje temporal —no sólo mirar al futuro sino también aprender del pasado—. Esta habilidad de abstracción les permite percibir el “laberinto” de todo el entorno macroeconómico, geopolítico, social, legal, financiero, científico, tecnológico, ecológico, energético, etc., tanto a nivel nacional como a nivel global. Como un dron que sobrevuela por encima del “laberinto”, pueden identificar la ruta hacia la salida o la supervivencia. Pero también saben y entienden que este “laberinto” no es estático, sino dinámico, porque cambia de forma constantemente.

Ante esto, los líderes 4ALL ponderan las oportunidades y los riesgos de cada estrategia en función de esta dinámica. De este modo, pueden elegir o trazar la mejor ruta de salida. Esto es resiliencia y adaptación rápida a los cambios constantes del entorno. Esto es tener capacidad de visión para llevar a la organización a la supervivencia y el éxito.

Las opciones de los “grandes” y las oportunidades de los “pequeños”

Hemos visto grandes fondos de inversión invirtiendo enormes cantidades de dólares en bitcoin para proteger o preservar sus riquezas. Por ejemplo, el fondo Grayscale. Y también empresas de tecnología como MicroStrategy y Tesla. Sus directivos comprenden que el sistema monetario actual basado en la impresión digital sin límite de dinero fiduciario sólo hará perder más y más su valor ante la creciente expectativa de alta inflación. No faltará que inversionistas y banqueros comiencen a especular apostando en corto contra el dólar y otras divisas fiduciarias. El objetivo sería aprovechar sus oportunidades y obtener grandes retornos. Así hicieron George Soros contra la libra esterlina hace décadas y Richard Cantillon contra la libra francesa hace tres siglos.

Naciones como China empezaron desde marzo del 2020 a comprar todo tipo de materias primas o commodities en el mundo. Esto tras el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos de que aplicarían una flexibilidad cuantitativa hasta donde “fuera necesario”. Lo que significa imprimir dólares de forma ilimitada.

A nivel de MiPYMES, los líderes 4ALL tienen oportunidades haciendo una pausa para percibir este “laberinto”. Mediante la abstracción, buscar la mejor ruta para no caer en la bajada de la montaña rusa. Sólo para ilustrar, algunos ejemplos de lo que pueden hacer:

  • Si se carece de financiamiento, buscar a las nacientes fintechs
  • Consolidarse y apoyarse en los miembros de su cadena de valor para generar ahorros y compartir costos
  • Si necesitan atraer más clientes, aprovechar los canales y redes sociales digitales
  • Asimismo, aprovechar las recomendaciones de los clientes y colaboradores que sean promotores
  • Si necesitan crear o mejorar un producto o servicio, apalancarse en los colaboradores que conocen mejor las necesidades detectadas de clientes actuales o potenciales
  • Y también catapultarse en las necesidades no satisfechas de clientes perdidos

Pueden existir múltiples posibilidades de caminos. Lo importante es ir más allá del pensamiento tradicional. La abstracción abre la puerta a la creatividad.

Te invito entonces a que reflexiones y eleves tu consciencia para ver el “laberinto” en el que te encuentras y así buscar tu camino a la supervivencia y el éxito. Conocer y aplicar el Modelo® ForAll de Great Place to Work® te abrirá estas posibilidades. Es muy sencillo y todos pueden lograrlo: organizaciones micro, pequeñas, medianas y grandes. ¡Da clic para conocer más!

 

 

¿Te gustó? ¡Califícalo!

Contáctanos

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn

X