Las tres razones por las que te conviene pagar impuestos (y no es lo que piensas)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Hans Gysel / Consultor Especialista / FUNDES en alianza con Great Place to Work® México

Este artículo no se trata de por qué le conviene al Gobierno que pagues impuestos, sino por qué te conviene a ti como dueño o dueña de un negocio. Hemos escuchado y leído mucho del bajo nivel de recaudación que tiene México (13% del PIB de acuerdo con datos del Banco Mundial) en comparación con otros países similares (Chile 18% y Uruguay 20%), y que ese es el principal problema del bajo crecimiento del país —y todo eso parece ser cierto, pero el sentido de este artículo se trata de ti—. Así que veamos tres puntos por los que a ti te conviene pagar impuestos:

 

  1. Amplía tu gama de clientes

Pensar en pequeño hará que siempre nos mantengamos en pequeño, y esto aplica en todas las áreas de nuestra vida. No atreverse a ofrecerle tus servicios o productos a otros negocios o empresas porque no puedes emitir una factura, puede resultarte en un crecimiento limitado, e incluso correr el riesgo de disminuir tus ventas. ¿Qué prefieres, ganar más y crecer tu negocio pagando impuestos, o ganar menos con tal de no hacerlo?

 

  1. Págales después a los proveedores

A todos nos encantaría que el día 1 de cada mes recibiéramos la cobranza de todos los clientes, y tuviéramos todo el mes para hacer nuestros pagos, pero la realidad es muy diferente. Por esa razón, pedirles a tus proveedores días de crédito te puede ser de gran ayuda para armonizar las fechas de pagos y cobros. Pero para ello es indispensable que confíen en nosotros. Recuerda que “crédito” se deriva de credibilidad, y una forma en la que puedan creer en nosotros es mostrarles tanto que estamos al corriente en el buró de crédito como que nuestro negocio está inscrito en el RFC y pagamos impuestos en tiempo y forma.

 

  1. Obtén mejores préstamos

Una forma de crecer tu negocio es utilizar la deuda constructiva, que es la que usamos para invertir en el negocio, y de la cual recibiremos los frutos suficientes para devolver la deuda, pagar los intereses y quedarnos con una ganancia. Entonces, la deuda constructiva es como una catapulta que te impulsa para hacer crecer tu negocio; pero ten cuidado de no caer en una deuda destructiva (si quieres saber más, ve mi video en YouTube https://www.youtube.com/watch?v=HiVLyM9Vsxw&t=16s). Ahora, para poder adquirir mejores créditos bancarios —o de otros organismos financieros— es indispensable que confíen en que sí pagaremos el préstamo; y al igual que con los proveedores, para tener credibilidad ante ellos de que cumplimos nuestras obligaciones es conveniente mostrarles que las cumplimos con la autoridad.

Ahora, ten presente que puedes aplicar medidas para pagar menos impuestos (siempre de forma legal); así que en un siguiente artículo te voy a compartir cuatro formas como puedes beneficiarte al respecto.

 

¿Te gustó? ¡Califícalo!

Contáctanos

Contenidos Relacionados

Tres lecciones para los líderes de hoy
Artículos

La encuesta Trust Index® nos muestra que los líderes de hoy deben desarrollar tres importantes competencias: inspirar a su gente, contratar adecuadamente y suscitar orgullo entre los colaboradores.

Leer más »
¿Qué significa Para Todos “For All”?
Artículos

El modelo For All® de Great Place to Work busca que el desarrollo personal y los beneficios del negocio alcance a todos los miembros de la organización, sin importar distinciones de puesto, edades, origen étnico, orientaciones sexuales o cualesquier otras.

Leer más »

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn