Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Agotamiento laboral, que no te alcance en fin de año

Angel Hernández Murillo / Creador de contenidos / Great Place to Work® México

Se trata de un tema recurrente sí, pero debido a la situación de cuidado a la salud que aún persiste, el agotamiento laboral se agudizó. De acuerdo con el IMSS, el 75% de la población activa padece fatiga por estrés laboral. Porcentaje que supera al de países desarrollados como Estados Unidos y China.

El agotamiento laboral, o estrés laboral, se genera por una creciente presión en el entorno de trabajo. Ocasiona fatiga física o mental y trae consecuencias que afectan la salud del colaborador. También la de su entorno más próximo: compañeros y familia. En suma, es un desequilibrio entre lo laboral y lo personal.

De acuerdo con el IMSS, ansiedad, miedo, irritabilidad, mal humor, frustración, agotamiento, impotencia, inseguridad, desmotivación e intolerancia, son las emociones que desencadena el agotamiento laboral. La conducta, se ve definida por una disminución de la productividad, errores en las tareas, ausencia, dificultad para expresarse, risa nerviosa, trato brusco, desapego, llanto e incremento en el consumo de sustancias nocivas.

Agotamiento laboral, un foco rojo

El agotamiento laboral de nuestros días se agudizó por la necesidad de eficientizar los deberes del trabajo con los del hogar, la familia o la mascota. Esto ha traído un agobio casi generalizado en los lugares de trabajo, desde en la dirección a mandos medios y operativos.

No olvidemos que por eso, en 2019 el burnout o agotamiento físco y mental, fue reconocido oficialmente como un fenómeno relacionado con el trabajo por la Organización Mundial de la Salud.

El agotamiento laboral, de acuerdo con distintos especialistas, se ha extendido en esta época de pandemia porque la mayoría de los coloboradores prefieren decir “sí” a casi todo. Temen ser, en el mejor de los casos, malvistos por sus jefes o líderes si dicen “no” y en el peor, tener que firmar su desvinculación… Los jóvenes, prácticos como son, antes prefieren renunciar, pero otros, se angustian por creer que no tienen alternativas.

Tácticas contra el agotamiento laboral

Los Mejores Lugares para Trabajar® procuran mantener programas o prácticas que devuelvan a sus colaboradores la confianza, seguiridad y tranqulidad de que sus puestos laborales se considera que son ejecutados por personas. Por humanos que son proclives al error, al agotamiento, la incertidumbre, pero también capaces de ser resilientes. Sobre todo si se privilegia una cultura organizacional promovida por líderes que antes que al colaborador, ven a la persona.

Responsables en capital humano concuerdan en que uno de los principios para atacar el agotamiento laboral es el tener actos de consideración hacia uno mismo y hacia los demás. Al hacerlo, liberamos mucho del estrés. Se amortigua la sensación de urgencia y nos devuelve el sentido de que no somos máquinas.

Los Mejores Lugares para Trabajar® implementan prácticas como las siguientes y que aquí, te compartimos. Haz que desde hoy, tu equipo de colaboradores recobren el ánimo en el último jalón del 2021.

  • Tiempo fuera de la pantalla. Con cinco o 10 minutos de meditación, de paseo fuera del escritorio, de estirar el cuerpo, es posible minimizar el agotamiento.
  • Consideración para ti. Durante y en la jornada laboral haz algo que te guste mucho. Por ejemplo escuchar música, leer algunas noticias, platicar con otras personas por redes sociales. Desenfócate un momento de tus deberes.
  • Organiza reuniones informales. Donde los miembros del equipo manifiesten su sentir con respecto a sus deberes, para que sepan que nadie está solo, que entre todos se pueden resolver los problemas.
  • Aprende a delegar. Si estás a cargo de un equipo, asigna tareas; ser jefe controlador no ayuda en nada. Te agota, genera estrés y lo que es más, el trabajo se vuelve ineficaz.
  • Comunica. Si no estás bien o no te sientes bien, hazlo saber. Los líderes de Los Mejores Lugares para Trabajar® no ignoran que hay momentos en que las personas no pueden dar el 100. Orientan y esperan un tiempo prudente para que el colaborador recobre el ánimo.
  • Plática de par a par. Entre colaboradores pares suelen abrirse más en torno a sus emociones. Promueve que entre ellos compartan sus cansancios, preocupaciones y enojos. Esto no sólo libera su estrés, también ayuda a construir lugares de trabajo solidarios y una mejor cultura de confianza al saber que el otro, pasa por lo mismo.
  • Primero el bienestar. Anima a que tus colaboradores más desgastados tomen vacaciones sin que se sientan culpables por dejar unos días sus puestos.
  • Implementa programas de wellness.
  • Trabajo flexible. Quizá pronto todo vuelva a la “normalidad” pero el trabajo remoto se quedará. Ha demostrado sus ventajas, entre ellas, la reducción del estrés.
  • Desconexión. Evita que los colaboradores tengan sus correos electrónicos corporativos en sus celulares personales. Muestra y promueve el respeto por el “tiempo en casa”. Limita la comunicación y asignaciones a los horarios de oficina que ya todos conocemos.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

X