Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Dafne Navarro Miranda / Coordinadora de Contenidos / Great Place to Work® México

Sin dinero. Otras formas innovadoras de celebrar, reconocer y premiar

En los últimos 10 meses el mundo cambió dramáticamente. De las cálidas sonrisas frente a frente pasamos a las incontables reuniones virtuales. De los apretones de mano, al cauteloso saludo de codo.

La segunda ola de contagios llegó a Europa en octubre pasado colocando severas restricciones a los ciudadanos. Durante noviembre Estados Unidos se hundió en un tumultuoso incremento de contagios, aun superior al inicio de la pandemia. En México parece que todos se están preparando para participar en el extenso maratón Guadalupe-Reyes.

Pero por favor, si vas a participar asegúrate de que sea desde casa y de manera virtual. Porque definitivamente muchos otros no queremos regresar a semáforo rojo.

Si te estás poniendo nostálgico porque no habrá brindis en la oficina, te perderás de la posada en la fábrica o el gran banquete en el salón de fiestas, detente, no pierdas el ánimo del todo, existen otras formas de celebrar con tus compañeros.

Hazlo giftwork

Sea cual sea el tipo de celebración, obsequio o reconocimiento que quieras dar, recuerda que sea:

  • Generoso
  • Único
  • Individualizado
  • Fiel al contexto
  • Todos

Puede venir de cualquier persona, del líder o del colaborador. Se trata de entregar algo, no necesariamente tangible. Puedes compartir tu tiempo, aportar creatividad, escuchar a alguien, apreciar una acción. Que su beneficio sea para fortalecer la confianza de la relación o del equipo. Procura que sea personalizado (customizable).

Opciones para celebrar a lo Great

  • Live experience. Programa una semana de talleres interactivos, en el que un experto les enseñe a realizar una actividad que resulte atractiva. Desde una cata de café, repostería europea, mixología, carpintería, decoración navideña hasta finanzas personales. Antes prepara el envío de un giftbox que debe llegar a cada uno de los invitados. Incluye todos los materiales necesarios para llevar a cabo la actividad.
  • Una mirada al arte. Apoya a los artistas y crea un convenio con ellos. Para que de manera remota presenten un espectáculo de música, danza o teatro para los colaboradores e incluso sus familias. El Cascanueces o Un Cuento de Navidad pueden ser emotivos.
  • Todos en línea. Organiza un evento digital en el que los colaboradores puedan ser parte del programa. Da a conocer el concepto central e incluye concursos, desafíos en equipo o alguna actividad colaborativa. Antes asegúrate de conocer los gustos de las personas. Si es posible, genera experiencias por grupos de acuerdo a sus preferencias.
  • Petite comité. Si las condiciones de salud y las autoridades sanitarias lo permiten, organiza celebraciones presenciales por colmenas. Grupos de personas reducidos y preferentemente del mismo equipo de trabajo. Procura que sean en un espacio al aire libre, en horarios de poca afluencia, con uso de cubrebocas y sana distancia entre todos.
  • Fiesta virtual. Existen servicios de shows interactivos on line. Es decir, una experiencia en la que un conductor ameniza tu reunión. Estimula la participación en juegos en tiempo real: imitadores, stand up comedy, shows de magia y hasta rifas electrónicas. Todo desde casa en un ambiente seguro y relajado.

Pon el regalo en una caja roja

  • Compartir es bueno. ¿Y si este año no tenemos fiesta? ¿Y si mejor ayudamos a otros? En conjunto, colaboradores y organización pueden sumarse para apoyar alguna buena causa. Destinar fondos de las celebraciones de fin de año para realizar algún donativo económico o en especie.
  • Opta por lo esencial. Durante años las despensas empresariales fueron una tradición de fin de año. Retómalas, encarga un lote de productos perecederos y envíalos al domicilio de tus colaboradores. Esto refuerza el valor de sentir gratitud por las cosas esenciales para la vida.
  • Para los que ya no están. Este año algunas organizaciones se vieron forzadas a desvincular a algunos de sus colaboradores. Si así fue, busca la manera de hacerles llegar un reconocimiento especial. Recuérdales el aprecio por su contribución y la confianza que depositaron en la organización.
  • Wish List. Si tu organización cuenta con los recursos para hacerlo, asigna un monto de regalo por persona. Elige una tienda en línea, pide a tus colaboradores que seleccionen tres opciones de regalo dentro del monto asignado. Realiza las compras y envía todos los obsequios a sus domicilios. Esto da un toque personalizado y se sorprenderán al recibir inesperadamente un obsequio.
  • Prefiero “regalo”. Así de claro, este año no toda la gente quiere fiesta. De acuerdo con Up Sí Vale, 9 de cada 10 colaboradores preferiría recibir algo en lugar de la fiesta. Ocho piensan en un reconocimiento económico. Entonces las tarjetas o monederos electrónicos pueden ser una buena opción.

Antes de finalizar cualquier evento de celebración virtual o después de haberte cerciorado de que los regalos fueron recibidos, lanza una encuesta de satisfacción. Es importante conocer qué impacto tuvo esa práctica en cada colaborador y cuantificar el resultado de las iniciativas.

Por último, asegúrate de que los eventos y celebraciones se realicen en horarios accesibles para todos. Horarios en los que no tengan que ser interrumpidos por cuestiones del trabajo y que favorezcan incluso la participación de sus familias o las personas con quienes viven.

Ya falta menos, aguanta. Pronto recibiremos las vacunas y volveremos a estar ahí reunidos, festejando que hicimos lo correcto para superar esta pandemia, celebrando que juntos, aun en la distancia, también somos mejores.

Felices fiestas.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

Contáctanos

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn