Ecos del ranking regional 2021

Ecos del ranking regional 2021 | Prácticas culturales: lo que distingue y hace grandes a las organizaciones

Ecos del ranking regional 2021

Prácticas culturales: lo que distingue y hace grandes a las organizaciones

Elisa de Sampedro/Creadora de Contenido/Great Place to Work® México

La presentación de las dos listas regionales de Great Place to Work® México —el ranking En Tiempos de Reto y el ranking For All®— comprobaron la resiliencia de las organizaciones de las diferentes regiones de nuestro país durante el año 2020, un periodo que puso a prueba todo dentro de las organizaciones.

En particular, el ranking En Tiempos de Reto® puso de manifiesto esta realidad. El Índice de confianza se colocó en 83% en la región Bajío, 86% en la región Centro, 85% en Sur-Sureste, 85% en Occidente, 86% en Noreste, y 86% en Noroeste.

Estos valores revelan que las mediciones de los primeros lugares rondaron el 90% de favorabilidad en el promedio de reactivos del Trust Index® aplicado a los colaboradores de todas las organizaciones certificadas por región.

Pero el ranking 2021 también reporta y evalúa cuáles fueron, durante el tiempo de reto de 2020, las prácticas de las mejores organizaciones. Estas prácticas marcan la diferencia de Los Mejores Lugares para Trabajar® y hacen fuerte la cultura organizacional. Son prácticas enfocadas en el factor humano, para cohesionar a líderes y colaboradores a fin de mantener la unidad y el espíritu de equipo. Son prácticas que demuestran que los líderes comprenden que el valor principal de una organización son sus colaboradores, pues son ellos quienes asumen en última instancia los objetivos del negocio y los hacen suyos, no por una mera relación transaccional (“yo te pago = tú trabajas para mí”), sino como un verdadero compromiso vital.

Las prácticas más destacadas de las diferentes regiones se inscriben en los siguientes rubros:

  • Bonos y asignaciones especiales
  • Equilibrio de vida personal y laboral
  • Acceso a productos y servicios
  • Beneficios educativos
  • Beneficios de salud
  • Seguro de vida
  • Compañerismo

Ya en otras ocasiones hemos abordado cuáles son, en lo general, las mejores prácticas que hacen la diferencia en los centros de trabajo. Ahora veremos algunos casos concretos relacionados con los rubros anteriores en estos Tiempos de Reto.

Prácticas que hicieron la diferencia

Un ejemplo en Compañerismo lo tenemos en la región Bajío. Allí, el 100% de las organizaciones certificadas conservó la práctica de celebrar momentos especiales como el Año Nuevo y la Navidad, así como los cumpleaños de los colaboradores, mudando las actividades a reuniones telemáticas para cumplir con las medidas de seguridad impulsadas por las autoridades.

Otro ejemplo, esta vez en Beneficios de salud y gastos médicos, lo tenemos en la región Noroeste. Allí el 89% de las organizaciones otorgó un subsidio por enfermedad en caso de que el IMSS no la cubriera por completo. También estableció convenios corporativos de salud para beneficio de los colaboradores y otorgó un seguro de gastos médicos financiado por la propia empresa. Sin duda, estas acciones fueron fundamentales para que los colaboradores afectados directamente por los contagios de Covid encontraran alternativas para salir adelante. Sus organizaciones comprendieron que, dentro de la angustia de la situación —que tantas veces terminó en tragedia— contar con una mano tendida de parte de sus empleadores y sus líderes, representaba un pequeño respiro, un vaso de agua fresca en medio del desierto.

Un caso muy notable en Equilibrio de vida personal y laboral lo tenemos en la región Noreste, en donde el 80% de las organizaciones estableció un programa de horario flexible para los colaboradores, que les ayudó a adaptarse mejor cuando todo cambió en la vida cotidiana. Esto permitió a algunos ajustar sus horarios si estaban trabajando desde casa y la pareja o los hijos también habían mudado sus actividades al hogar. A otros, que continuaron asistiendo a los centros de trabajo, la medida les ayudó a elegir mejor las rutas u horarios de transporte que hicieran posible esquivar aglomeraciones.

Estas son sólo algunas muestras de las acciones concretas llevadas a cabo por Los Mejores Lugares para Trabajar® en México. Prácticas cotidianas que elevaron el índice de Confianza y dieron fortaleza en los momentos más difíciles. La resiliencia organizacional no es una casualidad o reacción espontánea en medio de la adversidad. Sus bases se construyen en el día a día.

Si tú quieres transformar también la cultura de tu organización, acércate a Great Place to Work®. Hay lugar y opciones para todos.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

X