Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Angel Hernández Murillo / Creador de contenidos / Great Place to Work® México

Para nadie es hoy un secreto que de lo necesario se pasó a lo urgente. De pronto, todos entendimos mejor el significado de jerarquizar prioridades, de postergar lo irrelevante y de voltear a mirar a la gente.

Distintas inversiones se cancelaron, numerosos proyectos se encajonaron, y los convencionistas mejor guardaron sillas y mesas. Pero la capacitación de la gente sí que cobró una nueva dimensión para hacer que las cosas siguieran sucediendo.

Claudia Calderón, directora regional de Relación con Clientes en Great Place to Work® México, hace saber que la formación de líderes y colaboradores hoy más que nunca se ha vuelto una imperiosa necesidad ante la incertidumbre que el panorama global plantea.

Muchas organizaciones tuvieron que hacer paro técnico o descansar a su gente a cuenta de vacaciones. Otras se dieron cuenta de que el confinamiento les ofrecía el mejor momento para que líderes y colaboradores se siguieran actualizando en pro de su crecimiento laboral y de los resultados del negocio.

Con todo para todos

Podría pensarse que la formación en las organizaciones es en exclusivo para el cuerpo de líderes. Claudia Calderón afirma que no es del todo así. Si bien es preferible que gerentes y mandos medios sean los principales en recibirla porque en ellos recae la transmisión de la cultura organizacional, esto no significa que los equipos de colaboradores queden al margen de algún curso que los beneficie en lo personal y profesional.

En nuestros días se necesita de fortalecer la cercanía entre líderes y equipos, y una manera de hacerlo es ofreciéndoles herramientas de colaboración, de comunicación, de cómo gestionar mejor tanto de manera presencial como remota.

Con la actual crisis sanitaria muchos líderes tienen equipos mixtos, unos trabajando en casa y otros de manera presencial. Por lo tanto, es oportuno desarrollar las habilidades de unos y otros con una adecuada formación y afrontar el momento.

Claudia Calderón cree que se requiere de adaptar ya las nuevas formas de trabajo, de romper paradigmas y crear la conciencia de que ya sea que se esté en casa o bajo las condiciones de sana distancia en instalaciones, se debe seguir siendo productivo y maximizar con capacitación ese potencial que Great Place to Work® promueve tanto.

 

Se requieren líderes pospandemia

¿Cómo es el líder pospandemia? Es el que ha tenido que forjarse a toda prisa durante estos meses.  Y se caracteriza por desarrollar habilidades para el manejo de tecnología. Es empático a la escucha y trabaja más por objetivos y resultados que por un horario. Es el futuro del trabajo.

Claudia Calderón cree que líder que no asuma esto con visión empezará a frustrarse. Los colaboradores requieren de esa nueva forma de trabajo y si no la ven cuestionarán toda imposición autoritaria, mermando el clima de trabajo. A pesar de que se labore a distancia, la unidad de la organización debe permanecer. Habrá líderes que, por esa falta de formación, por ejemplo, se encontrarán con que no saben cómo apoyar a un colaborador que tenga alguna situación personal crítica que atender y quieran gestionarla bajo la vieja escuela de mando.

Pero, ¿cómo saber a qué tipo de formación en línea o presencial acercarse? Claudia Calderón nos comparte unas recomendaciones iniciales.

Si has decido formarte, actualizarte o tomar un curso, considera lo siguiente.

Que el instituto que imparte la formación:

  • Cuente con experiencia comprobada y respaldo de recursos en producción, soporte técnico y facilitadores profesionales
  • Ofrezca distintas opciones de formación, tanto para líderes como para colaboradores o grupos mixtos
  • Compruebe que los cursos son ágiles e interactivos
  • Comparta las opiniones de sus usuarios; por ejemplo, que puedas ver los webinars gratuitos y conocer lo que la gente opina de ellos
  • Disponga de cursos que sean de fácil e inmediata aplicación para que puedas evaluar sus resultados
  • Tenga la facilidad de diseñar cursos a la medida, ya sea de comunicación, comportamientos, manejo de emociones, intervención de crisis, de cómo ser mejores vendedores aun en la pandemia (esto habla de la experiencia del instituto y de que no hay improvisación)
  • Ponga a tu disposición otros productos que beneficien a tu organización, como diagnósticos, certificaciones o consultorías, así como facilidades de pago

Finalmente hay que tener presente que iniciativas como la de formación, al hacerse visibles entre los colaboradores, serán agradecidas por ellos con productividad, al saber que la organización invierte en su desarrollo.

Los recursos están al alcance de tu mano. Busca la mejor asesoría y transforma desde ya el clima laboral de tu organización. Si quieres conocer lo que ofrece Great Place to Work® en materia de formación y consultoría, puedes comenzar aquí.

 

¿Te gustó? ¡Califícalo!

Contáctanos

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn