En las grandes crisis económicas, ¿cómo ayuda ser un GPTW® For All®?

Antonio Ono / Vicepresidente de Innovación y Análisis / Great Place to Work® México

Para empezar… ¿malas noticias?

Todos sabemos que estamos viviendo tiempos sin precedentes: una pandemia con millones de contagiados por Covid-19. Un sistema de salud que todavía no produce una vacuna probada y disponible para todos. Un confinamiento obligado en muchos países que ha paralizado sus economías y que ha afectado áreas productivas enteras.

Se trata de una situación que ha ocasionado altos niveles de desempleo por el cierre temporal o permanente de empresas. Entre las cuales destacan sectores como el de restaurantes, hoteles, aerolíneas, comercio y entretenimiento.

Ante esta realidad, bancos centrales y gobiernos están brindando apoyo económico a los ciudadanos, grandes empresas y pequeños negocios. Por ejemplo, inyectando grandes cantidades de dinero en el sistema financiero. Y aun con todo esto, ninguna empresa de los sectores gravemente afectados tiene asegurada su sobrevivencia. Esto será así sobre todo si la crisis sanitaria se prolonga por mucho tiempo más.

Algunos especialistas indican que nos encontramos en algo que va más allá de una recesión económica. Es probable que se avecine una depresión económica comparable a la Gran Depresión global de los años 30.

Advierten también sobre el riesgo de que esta recesión se sume a un previo y peligroso nivel de endeudamiento mundial. Explican que un colapso del sistema financiero desataría hiperinflación por la pérdida de confianza en el valor del dinero mismo. Por supuesto, las implicaciones serían severas.

 

Ante esto, ¿cómo ayuda ser un gran lugar para trabajar For All®?

Ser un Great Place to Work® For All® no garantiza la sobrevivencia ante un escenario así. Sin embargo, un gran lugar para trabajar para todos permite amortiguar mejor un duro golpe financiero y económico. La estadística de rentabilidad y recuperación de las 100 Mejores Lugares para Trabajar® en Estados Unidos nos demuestra este hecho.

Los 100 Mejores Lugares para Trabajar® en Estados Unidos también resintieron la última crisis financiera global del 2008-2009. Sin embargo, se recuperaron mucho más rápidamente que el resto. A la fecha, gozan de un retorno acumulado sobre la inversión tres veces mayor que los índices de bolsa.

Tener una rentabilidad superior así y acumularla durante décadas es un paraguas más fuerte y amplio para enfrentar grandes crisis.

Entre los 100 Mejores Lugares para Trabajar® en Estados Unidos, el cuartil más alto ofrece cifras sorprendentes. En efecto, goza de un crecimiento anual de sus ingresos 10 puntos porcentuales mayor que el cuartil más bajo. Es decir, las top best de Great Place to Work® tienen una enorme ventaja financiera. Y esta ventaja les permitirá afrontar mucho mejor una crisis económica como la que estamos viviendo.

 

Un ejemplo claro de cómo se afrontan las crisis

Ante este escenario, resulta conveniente aprovechar las experiencias de un país como Venezuela. Esta nación ha enfrentado una hiperinflación en el orden de decenas o centenas de miles de porciento anual. El origen: una caída económica y el posterior colapso de su moneda.

Resulta lógico echar un vistazo a las experiencias de los grandes lugares para trabajar de ese país hermano.

Muchas organizaciones multinacionales reconocidas como Great Place to Work® en Venezuela han enfrentado esta situación mejor que otras. Algunas de las medidas que han implementado son las siguientes:

  • Protección a los colaboradores mediante un esquema de compensación económica mixta. Ofrecimiento de un porcentaje del sueldo en divisas internacionales como el dólar
  • Revisión periódica de compensación y beneficios. Aumentos mensuales o bimensuales de sueldos debido a la hiperinflación
  • Innovación o adaptación de beneficios existentes en el día a día de los colaboradores
  • Ayuda para adquisición de alimentos. Suministro de productos alimenticios de primera necesidad a los colaboradores, de forma semanal o mensual
  • Creación de alianzas con distribuidores para que acudan a las instalaciones y vendan sus productos a precios más asequibles
  • Asumir un porcentaje de descuento sobre el precio de los alimentos, pagando directamente a los proveedores
  • Ampliación del paquete de beneficios. Por ejemplo, extendiendo el servicio de comedor para todos los colaboradores
  • Servicio de platillos elaborados por nutricionistas para compensar la mala alimentación de muchos
  • Aumento de la periodicidad en la revisión de los planes de salud. Pasar de una revisión y actualización anual a una mensual o bimensual
  • Actualización constante de las pólizas de hospitalización, cirugía y maternidad
  • Ofrecimiento adicional de tarjetas que funcionan como tarjetas de débito para cubrir gastos de salud. Con montos deducibles para poder ingresar a las clínicas, medicinas y consultas médicas
  • Bonos en efectivo para el transporte. Para compensar la escasez de combustibles y los largos cortes de electricidad que han desarticulado el transporte público
  • Creación de flotillas de autobuses que trasladan a los colaboradores a estaciones cercanas del metro o a sus casas directamente
  • Revisión y flexibilidad en las políticas de horarios laborales. Flexibilizar los horarios de llegada y de salida por las reducidas opciones de transportes
  • Flexibilidad laboral. Incrementar el uso del trabajo remoto, ofrecer días libres para atender temas personales
  • Becas y apoyos para los colaboradores y sus hijos. Créditos estudiantiles, ayuda para pago de gastos escolares o actividades deportivas
  • Impartición de talleres. De motivación, de esparcimiento, de asistencia psicológica a colaboradores y sus familiares

Estas prácticas pueden sumarse a otras que ya hemos analizado.

Grandes noticias para todos: el as bajo la manga de nuestro Modelo®

¿Existe alguna otra opción para afrontar una situación así en México? Hay algunas que ayudarían a compensar un posible escenario de hiperinflación y pérdida de confianza en la moneda. Por ejemplo, otorgar un beneficio económico en especie, como en metales preciosos o probablemente en criptodivisas.

Pero todo esto adquiere su pleno sentido cuando existe un verdadero liderazgo Giftwork. Es decir, un genuino interés en los colaboradores para ayudarlos y protegerlos en momentos oportunos. Este es un as bajo la manda del Modelo® de Great Place to Work®.

El retorno para la empresa por brindar un Giftwork así a todos los colaboradores es invaluable. Constituye la base para poder amortiguar mejor la crisis y lograr una recuperación económica más rápida de la organización. ¿Por qué? Porque implica compromiso, voluntad, dedicación, lealtad, creatividad, pasión, proactividad, trabajo en equipo, alineación —y congruencia de la plantilla—.

¡Los colaboradores sabrán agradecer el liderazgo Giftwork y esto se reflejará en los resultados del negocio!

Great Place to Work® te invita a reflexionar en el beneficio y ventajas que podría obtener tu organización si logra transformarse y consolidarse como un Great Place to Work ®For ALL®. Te invitamos a conocer cómo.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

X