Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Angel Hernández Murillo / Creador de contenidos / Great Place to Work® México

Uno de los sectores con mayor dinamismo en el mercado es el del comercio minorista o retail. En momentos de estabilidad e incluso de crisis, su actividad se mantiene, entre otros factores, por el consumo que a diario realizamos de prácticamente lo que sea.

De acuerdo con estudios de Great Place to Work® y la opinión de quienes lo conocen, siguen siendo un sector con distintas áreas de oportunidad en capital humano, las cuales, de cubrirse, lo impulsarían a tener mejores resultados de los logrados hasta ahora.

Recientemente se dieron a conocer los resultados que lograron las organizaciones de este importante sector en Los Mejores Lugares para Trabajar® 2020 (aquí puedes consultar una infografía al respecto).

La rotación voluntaria es en promedio de 14%; los hombres cubren el 70% de los puestos de trabajo, en tanto que sólo el 32% de las mujeres tiene cargos directivos. El respeto sigue siendo un tema: registra un 79% de confiabilidad de parte de sus colaboradores. El mismo porcentaje tiene su nivel de compromiso.

 

Retail: más que sólo productos y servicios

Aun así, y en opinión de Brenda Ruiz, ejecutiva de Relación con Clientes de Great Place to Work® México, la gente que participa en el comercio minorista sabe que su trabajo tiene un valor diferente. Entiende cómo contribuye a los logros a nivel organizacional y eso hace que los engranes se muevan solos. Retribuyen a la organización con confianza y compromiso al saber que, al final, ellos mismos están en el camino.

Son dos cosas las que el retail en México ha estado haciendo bien. La primera es que después de venir de estructuras tradicionales jerárquicas, se están transformando en organizaciones en donde el papel del líder ya no es sólo señalar el camino a su gente, sino acompañarla.

Lo segundo es que han generado una conciencia más fortalecida del papel de los procesos y prácticas alineadas al perfil de la organización. La mayoría de sus negocios empezaron de forma orgánica, sin muchos cimientos; pero hoy ya se han dado cuenta de que su principal legado es dejar esos conocimientos para evolucionar en la construcción de Mejores Lugares para Trabajar® para Todos®.

 

Satisfacción total…

Ahora, el sector voltea de forma más decidida hacia la certificación de distintos procesos y prácticas por razones que van de la genuina preocupación por su gente a la productividad.

Omar Patiño, ejecutivo de cuenta de GPTW® México, opina que conocer la percepción que tienen los colaboradores acerca de su experiencia en el trabajo, sus relaciones interpersonales y la manera en que se lidera a los equipos, ha sido de utilidad para que el comercio minorista avance en la transformación hacia una mejor cultura laboral.

 

La mercancía debe circular

El sector puede definirse como ágil, en constante crecimiento e innovación. Recordar cómo ha pasado del espacio físico (sucursal, local, tienda) propio de las generaciones baby boomer y X, al espacio virtual e-commerce, preferido por los millennials y centennials, ha sido uno de los ejemplos más significativos en su evolución y adaptabilidad.

En este sentido, el retail es uno de los sectores más interesados en promover prácticas orientadas a reconocer y recompensar al colaborador con la idea implícita de crear una mejor experiencia cliente/consumidor.

El comercio minorista es pionero en horarios flexibles, así como en la apertura a integrar todo tipo de colaboradores, desde estudiantes y amas de casa a adultos mayores, sin importar su orientación sexual. Saben de la importancia que tiene contar con un talento con el fit cultural adecuado para proporcionar el servicio que se ofrece a sus clientes.

 

Marca distintiva en el sector retail

El comercio minorista cuenta con particularidades que lo distinguen frente a otros importantes sectores de la economía. Si nos referimos a las organizaciones que forman el Ranking de Great Place to Work® México encontramos que:

  • Las regiones donde abundan estas organizaciones son: Centro con 60%, Centro Sur con 20% y Noreste con 20%
  • Del total de su plantilla, el 80% de las personas son colaboradores sin gente a su cargo y 18% son mandos medios; mientras sólo el 2% dirige a la organización
  • La generación millennial representa el 57% de la gente, mientras que la generación X el 35%; los baby boomers el 7% y la generación Z apenas el 1% en promedio
  • Como media, las personas permanecen hasta 5 años en su trabajo
  • Las tasas de rotación voluntaria alcanzan apenas un 14%

Sus colaboradores lo respaldan

  • El índice de confianza en la organización es de 83%
  • La imparcialidad es importante. El 95% opina que la gente es tratada justamente sin importar su orientación sexual
  • Los colaboradores demuestran un nivel de compromiso con su trabajo de 87%
  • El orgullo de pertenecer a una organización certificada como un Great Place to Work® alcanza el 87%
  • Tomando en consideración todos los aspectos relacionados con el trabajo, el 88% opina que su organización es un excelente lugar donde trabajar

 

Siempre se puede ser mejor

El favoritismo hacia ciertos empleados, la distribución equitativa de las ganancias del negocio y la participación en la toma de decisiones que afecta a su trabajo o el ambiente laboral, pueden ser claras oportunidades para que el sector siga demostrando el compromiso por consolidar excelentes lugares de trabajo para todos.

El sector comercio minorista ha surgido como una categoría de servicios de primera línea durante esta pandemia. Aunque son esenciales, también se han visto afectados por la reducción en sus ingresos; sin embargo, mantienen el compromiso de cuidar a sus colaboradores pues apuestan a que ellos son quienes se encargan de cuidar de sus clientes.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

Contáctanos

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn

X