Un nuevo día de las madres

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Elisa de Sampedro / Creador de Contenidos / Great Place to Work® México

Durante las semanas de confinamiento, en diversos países se ha reportado un incremento de la violencia intrafamiliar.

Así lo confirman los sistemas civiles de asistencia para mujeres de muchos países, México incluido.

Quizá sea comprensible, pues la cuarentena ha obligado a las familias a pasar más tiempo juntas del que solían hacerlo.

Sin embargo, por otro lado, diversos investigadores también están destacando algunos beneficios inesperados para las familias en confinamiento. Especialmente para las mujeres que trabajan —y entre ellas de manera particular las que además son madres.

El sociólogo Gerardo Meil Landwerlin ha expuesto que durante el confinamiento se está gestando un importante cambio:

  • Un reparto más igualitario de las responsabilidades familiares
  • Una mayor cohesión del proyecto de pareja (o la definitiva disolución de una relación que ya estaba afectada)
  • Reorganización de las pautas de convivencia y los modelos de rol
  • Algunos padres están descubriendo aspectos sorprendentes respecto de sus hijos. Como que supervisarlos o ayudarlos en las tareas escolares no sólo es una obligación ¡sino también una satisfacción!

Las madres llegaron con ventaja

Es claro que las madres que trabajan llegaron a esta pandemia con algunas ventajas indiscutibles:

  • Gran cantidad de ellas están acostumbradas a pasar largas temporadas confinadas en casa trabajando desde el hogar. ¡Y también atendiendo simultáneamente un sinfín de necesidades familiares!
  • Para muchas, ya era tarea de todos los días cuidar de los hijos mientras atendían un negocio familiar. (O incluso desarrollando su propio empleo formal.)
  • La conocida capacidad multitarea de la mujer madre parece haberse duplicado durante el confinamiento.

Haciendo del hogar un mejor lugar para trabajar

Es indudable que el hogar se ha convertido en un lugar de trabajo para la mayoría. Pero los tiempos de reto son buen momento para hacer un alto en el camino y reflexionar. ¿Por qué no traer a casa los valores del modelo Great Place to Work®? ¿Por qué no hacer de la casa también un gran lugar para trabajar y vivir?

Aquí unos consejos para lograrlo. ¡El día de las madres será un buen momento para comenzar!:

  • Agradecer: en las relaciones familiares opera perfectamente el valor del agradecimiento entre todos sus miembros. Siempre deberá agradecerse de forma clara cuando se detectan cambios de actitud positivos. Por ejemplo, tomar la iniciativa para hacer algo que originalmente no estaba en nuestras atribuciones. Asimismo, el empeñarse en mejorar el resultado de alguna de las tareas es algo que debe agradecerse siempre.
  • Inspirar: Un padre de familia que toma la iniciativa y se anima a organizar las tareas del hogar. Y que lo hace sin descuidar el estado emocional de su pareja e hijos… son acciones que inspirarán a todos para también dar lo mejor de sí mismos.
  • Celebrar: la imposibilidad de reunirse con la familia ampliada no debe ser motivo para dejar de celebrar el día de las madres. Pero también deberán celebrarse los logros cotidianos de cada uno de los miembros del clan. Por ejemplo, la constancia de despertarse a tiempo. De este modo, todos se sentirán más fuertes para continuar trabajando juntos.
  • Comunicar: ¿Qué está pasando? ¿Cuáles son las expectativas económicas de la familia? ¿Cómo me estoy sintiendo yo? Comunicar al otro la realidad de la situación y lo que pasa en nuestro interior facilitará la convivencia entre todos. (¡Esto es particularmente importante cuando los hijos ya no son niños y también se angustian por lo que está ocurriendo!)
  • Escuchar: Y por contrapartida, estar atentos y escuchar los mensajes que los otros nos envían de manera implícita o explícita. Mensajes que pueden venir de mamá, papá o los hijos y que con frecuencia se expresan sin palabras. Aprender a escuchar esto reforzará la confianza que todos tenemos unos en otros.
  • Compartir: El tiempo de confinamiento hace imposible no compartir, es cierto. ¡Pero no hay nada mejor que hacerlo de buen ánimo y con el corazón abierto!
  • Cuidar: Nunca como ahora cuidar de nosotros en familia ha sido tan importante. Cuidar la salud y el estado general de cada uno. Pero también cuidar el estado emocional en que nos encontramos todos. Hacernos cargo unos de otros nos llevará en familia a edificar un gran lugar para convivir, para sostenernos mutuamente… y también para trabajar.

Great Place to Work® te asesora en estos tiempos de reto con éste y otros contenidos. ¡Pero también con una gran cantidad de recursos en línea para tu organización! Conoce mucho más y únete al movimiento Be Great/Sé grande.

 

¿Te gustó? ¡Califícalo!

Contáctanos

Contenidos Relacionados

La desvinculación de colaboradores y el cuidado de las personas
Artículos

Durante los tiempos de reto y de crisis, los Grandes Lugares para Trabajar ponen en práctica su desarrollo de una cultura de confianza para cuidar a los colaboradores: los que se queden y los que pasan por la desvinculación de la organización.

Leer más »
Comunicación en Grande. Sé auténtico y honesto en tiempos de reto
Artículos

La comunicación auténtica por parte de los líderes durante periodos difíciles tiene un mayor impacto en la respuesta de los colaboradores y la construcción de la confianza de toda la organización.

Leer más »

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn