Vamos entendiendo el significado de DESARROLLO.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Vamos entendiendo el significado de DESARROLLO.

Vianey Dávalos / Consultant Sr Director / Great Place to Work® México

La palabra “desarrollo” se forma a partir del prefijo des– que indica la inversión de una acción y del verbo enrollar. Por ello es posible que la palabra desarrollar tengan un significado diferente y pueda entenderse como la acción contraria a enrollar, como desplegar o extender.

DESARROLLO es un tema angular en cualquier tipo de organización. Un dato relevante es el que se presenta en la encuesta de satisfacción laboral Trust Index™,  los colaboradores aprobaron con un promedio del 77% las acciones que se llevan a cabo en su organización para desarrollarlos[1];  refieren a que este es uno de los temas más importantes y que más aportan valor al momento de elegir donde aportar su talento.

Los colaboradores evalúan su favorabilidad y permanencia en las organizaciones a partir de la respuesta a alguno de estos cuestionamientos: ¿Qué tantas opciones de desarrollo existen?, ¿el desarrollo es parte activa de la cultura?, ¿existen políticas que dan claridad, transparencia e importancia al plan de desarrollo y sucesión?

Desarrollar a las personas, es una responsabilidad organizacional característica y distintiva de los Mejores Lugares para Trabajar™, aquellas que cuentan con excelentes líderes que lo promueven y ejercen, y que tienen dentro de sus estrategias más relevantes áreas de Desarrollo Organizacional interesadas en hacer realidad el objetivo de su existencia. 

En algunas organizaciones comprometidas con sus colaboradores existen varios procesos que dan soporte al desarrollo de las personas, entre estos se encuentran los planes de desarrollo, planes de vida y carrera, procesos de mentoring, de coaching y el llamado plan de sucesión.

Es importante entender que cualquiera de estos procesos por si mismos, es un buen inicio, y brinda un camino por el cual avanzar y mejorar, pero no garantiza el éxito de la estrategia de desarrollo. Por ello será relevante ser cuidadosos y detallados en el” cómo“ y ”para qué“ se implementan, informando y haciendo parte corresponsable a los líderes, hará posible que se fomente una cultura de desarrollo real y tangible.

Aún existen muchas creencias y mitos alrededor de cómo poder hacer realidad el desarrollo, sobre todo para las personas, en las que sin duda DESARROLLO puede tener alguno de estos significados:

“Para subir de puesto, necesito que mi líder se vaya”. “Aquí la estructura no permite más desarrollo”. “Si quiero subir debe existir un espacio”. “Mi líder, no me deja desarrollar porque teme que le quite su puesto”. “Mi jefe no me deja moverme a otra área, porque nadie más sabe hacer lo que yo hago”.

Una propuesta inteligente es ampliar la visión de los colaboradores acerca de lo que es DESARROLLO, entendiendo que no es únicamente ocupar el lugar que un líder deja.

Debe entenderse como la oportunidad de aprender e implementar nuevas habilidades, conocimientos y enfrentar retos solucionándolos y generando así experiencias que ayuden a las personas a lograr ver la mejor versión de sí mismos como personas y profesionales.

En la medida que esto sea claro y cambiemos la creencia de que DESARROLLO implica que alguien deba desocupar un puesto o escalar a una posición superior, facilitará que tanto líderes como colaboradores puedan conformar una nueva cultura de colaboración y retos constantes que generen valor para todos.

Pero ¿entonces quiénes ocuparán el lugar de los líderes cuando llegado el momento deban dejar sus posiciones?

El rol del líder en el desarrollo de nuevos líderes es un compromiso que se debe vivir de manera consciente, responsable y apasionada bajo un rol de DESARROLLO Y GESTIÓN del talento, no como una tarea adicional a su acción diaria, sino como parte inherente de su rol como “LÍDER”; saben, reconocen y ejecutan acciones para formar nuevos líderes, comprendiendo que es una tarea que implica dedicación, perseverancia, resiliencia y valor para enfrentar los retos.

La tarea de desarrollar a los colaboradores podría centrarse entonces en dos líneas. La primera para romper con los esquemas tradicionales de aspiración a un desarrollo jerárquico únicamente y diseñar estrategias que amplíen las líneas de DESARROLLO de una persona. Y segunda, en identificar el talento potencial que en algún momento estará asumiendo la sucesión de los líderes actuales.

Se ha dicho tradicionalmente, que los seres humanos trascienden en la vida al sembrar un árbol, al tener un hijo y al escribir un libro, me atrevo a decir que el desarrollo de los otros permite a los seres humanos hacer realidad una trascendencia mutua, en la que se logra descubrir lo mejor de cada persona y llevar al máximo su potencial humano integral.

[1] Estudio Trust Index™ realizado por Great Place to Work México, 2018

Contenidos Relacionados

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn