Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Por Ed Frauenheim | Traducido al español por Elisa de Sampedro y Angel Hernández

La historia del 2020 es una historia de desafíos

Apareció el nuevo coronavirus. El cierre de actividades económicas con el objetivo de “aplanar la curva” disparó una recesión similar a la Gran Depresión de los años 20 del siglo pasado. Y en medio de estos retos, el brutal asesinato de George Floyd encendió protestas en Estados Unidos que se contagiaron a todo el mundo.

Estos desafíos históricos impactaron prácticamente en cada rincón del planeta. Combinados los dos, el coronavirus y el racismo, desataron un gran temor, caos y dolor tanto en las diversas naciones como en las organizaciones.

Pero el año 2020 también es una historia de la respuesta profundamente humana de los Mejores Lugares para Trabajar® de la revista Fortune.

En un año excepcional, los Mejores Lugares para Trabajar del Mundo™ encontraron la oportunidad de ser aun mejores al mostrarse creativos en el cuidado de los colaboradores, profundizar su compromiso con sus comunidades y mantenerse conectados de maneras novedosas.

De forma colectiva, los Mejores Lugares para Trabajar® han acelerado el movimiento hacia un mejor futuro, en el cual todas las organizaciones se convierten en grandes lugares para trabajar Para Todos®. A final de cuentas, su historia este año es una historia de esperanza.

***

La lista Fortune World’s Best WorkplacesTM 2020 es el resultado de encuestas que representan a 10.2 millones de colaboradores, pertenecientes a unas 10,000 organizaciones que trabajan con Great Place to Work® alrededor del mundo. De 2019 a mediados de 2020, los colaboradores respondieron más de 60 preguntas de nuestra encuesta Trust Index®. Con base en esta medición, las organizaciones obtuvieron el reconocimiento en las listas nacionales de Los Mejores Lugares para Trabajar® en Estados Unidos, Canadá, Latinoamérica, Europa, África, Asia y Oceanía.

El equipo de Great Place to Work® seleccionó lo mejor de lo mejor para crear el Fortune World’s Best Workplaces™ 2020. Las 25 organizaciones elegidas se distinguen por crear globalmente grandes culturas, y por emplear a cerca de 2.1 millones de personas a nivel mundial en sectores que van de la manufactura a la tecnología y el transporte.

El gigante de la tecnología Cisco se ha colocado en el primer lugar por segundo año consecutivo. El experto en logística y transporte DHL se ubica en el segundo puesto, y el coloso de la hotelería Hilton, en el tercero.

Estas organizaciones han enfrentado el reto 2020 de manera humana, y de manera inspiradora.

***

Consideremos la historia de Cisco

Probablemente Cisco es más conocida como la compañía que conecta gente con datos. Su fundación se remonta 20 años atrás, cuando contribuyó a la creación de la internet.

Durante la pandemia de covid-19, sin embargo, esta labor de interconexión de sistemas y consumidores se puso a prueba como nunca. La demanda de la herramienta colaborativa Cisco Webex se disparó, desafiando tanto a la primera línea de los ingenieros de Cisco como a sus ejecutivos.

La empresa tuvo también que demostrar determinación al confrontar los cuestionamientos raciales del momento.

Al desarrollar una nueva manera de comunicarse con las personas, los líderes enfrentaron el reto de conjugar coraje con humildad.

***

Cuando la pandemia forzó a negocios de todas las latitudes a cerrar oficinas y enviar trabajadores a casa, se elevó la demanda por la tecnología de Cisco. De pronto, millones de colaboradores que solían interactuar en persona tuvieron que hacerlo en línea. Más y más gente en todo el mundo comenzó a demandar el software colaborativo de Cisco.

Tanto que en abril los flujos de la plataforma se triplicaron.

Cumplir con las entregas puso bajo gran presión a los colaboradores. Y ellos respondieron, dice Chuck Robbins, CEO de Cisco.

“Los equipos que instalaban la infraestructura para la plataforma trabajaron 24/7 durante un mes para satisfacer el incremento de la demanda “, indica Robbins. “Esta plataforma nunca fue pensada para que el mundo entero trabajara desde casa”.

¿Cómo fue que los colaboradores se mostraron dispuestos y lograron trabajar tan duro, por tanto tiempo y bajo esa presión? Mucho influye la cultura de confianza y cuidado mental que Cisco construyó mucho antes de la pandemia, y de cómo profundizó sus vínculos internos durante la crisis por covid.

Durante la pandemia, 87% de los colaboradores calificaron a Cisco como un lugar para trabajar sano a nivel psicológico y emocional. Uno de los resultados más altos en la medición de Great Place to Work®, seis puntos arriba del promedio de Los Mejores Lugares para Trabajar® a escala mundial.

Cuando inició la pandemia, Chuck y sus líderes comenzaron una revisión semanal de 75 minutos para escuchar a los colaboradores y atender a sus preguntas.

Cisco también escuchó a su gente encuestando su experiencia en sus espacios de trabajo, lo cual muestra por sí mismo la preocupación y la voluntad de conocer cómo lo estaban pasando sus colaboradores. La respuesta de éstos fue que apreciaban cómo el liderazgo de Cisco estaba enfrentando la pandemia.

Uno de los colaboradores comentó: “Nos sentimos mentalmente conectados a pesar del confinamiento en casa. Durante estos días, a veces paso por las oficinas sólo para ver el logo y las instalaciones de Cisco. Ansío regresar allí al concluir el confinamiento porque Cisco es parte de mi identidad”.

***

Aunque clientes de todo el mundo requerían desesperadamente la tecnología de Cisco —y soporte para mantener la operación durante el confinamiento— muchos de ellos debieron batallar.

El colapso económico ocasionado por los cierres a causa del covid recortó los flujos de efectivo de esos clientes.

La respuesta de Cisco fue financiar las compras de muchos de ellos. De hecho, Chuck y su equipo confiaron en que para esos clientes vendrían tiempos mejores. Lejos de enfocarse en pagos a corto plazo, se volcaron en un propósito mayor: mantener al mundo trabajando.

“No dijimos, ‘Bueno, envíennos una orden de compra y les ayudaremos'”, dice Robbins. “Mejor nos dedicamos a poner disponible la tecnología y dijimos: ‘después vemos cómo lo resolvemos'”.

Se requirió valor para confrontar el racismo con decisión. Este punto puede ser controvertido. En especial cuando ocurre por sorpresa. De hecho, el tema racial, agudizado por la muerte de George Floyd, desubicó a muchas organizaciones.

Pero no a Cisco. Sus líderes ya habían echado un vistazo al escenario en relación con temas de equidad racial. En el verano de 2019, Chuck leyó el libro White Fragility. A él, que es blanco, esa lectura le ayudó a aprender más sobre las diferencias raciales en su organización.

En enero, Chuck hizo que su equipo ejecutivo escuchara en una sesión a 18 líderes de raza negra de Cisco. Fue un momento emotivo, pues estos altos ejecutivos pusieron sobre la mesa los temas de una cultura que no era tan inclusiva como se imaginaba.

Chuck dice que 90% de su equipo “tenía los ojos llorosos” al escuchar lo que tenían que decir sus colegas negros.

Pero estas lágrimas no sabotearon el avance en el tema, como ocurre en otras organizaciones. Cisco se afanó en una carrera de 100 días para hacer frente a temas de inequidad racial en la organización. Esos esfuerzos le ayudaron a prepararse para el gran giro que adquirió el tema racial con la muerte de Floyd.

***

El fin de semana posterior al asesinato de George Floyd, Chuck invitó a expertos en equidad racial a hablar con todo el equipo de Cisco. Los ánimos se elevaron y las barreras fueron traspasadas.

“Hubo algunos comentarios en el chat que consideramos inapropiados”, subraya Fran Katsoudas, Chief People Officer de Cisco. “Y decidimos discutir en la reunión de seguimiento el espectro de colores que estábamos utilizando”.

El espectro de color involucraba definir qué tipo de comentarios son “verdes” y cuáles “amarillos”, “anaranjados” o “rojos”. Los verdes son respetuosos, productivos e incluyentes, incluso si confrontan puntos de vista. Fran y su equipo dieron ejemplos de cada tipo de comentario para ayudar a comprender cómo mantener conversaciones constructivas.

A partir de estos lineamientos del espectro de color, las conversaciones continuaron y fueron más constructivas. Como dijo un colaborador: “Estoy impresionado con el equipo ejecutivo: no sólo estuvieron dispuestos, sino que con determinación guiaron el pensamiento de los líderes, y atendieron las conversaciones fuertes y emocionales acerca de nuestro impacto en la comunidad, el racismo y cómo nosotros, tanto internamente como cultura, pero también de manera global, necesitamos mejorar nuestra perspectiva. Todos los niveles de la organización están activamente conectados y con entusiasmo”.

A juzgar por la tremenda reacción positiva de los colaboradores acerca de las conversaciones en temas de equidad, la determinación de Cisco para conectar está fomentando la causa de la justicia racial, al motivar a los colaboradores a contribuir con lo mejor de sí en el trabajo.

Como sugiere la historia de Cisco, en los peores momentos Los Mejores del Mundo han mostrado el camino hacia un mundo mejor. Nos han dado esperanza para el futuro.

 

Para leer más acerca de Los Mejores Lugares para Trabajar® en 2020, ve nuestro reporte.

Da click aquí para ver la lista completa de los 2020 Fortune World’s Best WorkplacesTM.

 

Ed Frauenheim es senior director of content at Great Place to Work. Es coautor de A Great Place to Work For All.

Elisa de Sampedro y Angel Hernández son Creadores de Contenido en Great Place to Work® México.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

X