Diversidad e Inclusión en duro

Dafne Navarro / Coordinadora de contenidos / Great Place to Work® México

En los lugares de trabajo, la cultura organizacional cobra relevancia como una ventaja competitiva. Es potenciadora del éxito de las organizaciones e incluso en tiempos de reto es considerada como un factor diferenciador no sustituible del negocio y de su sostenibilidad.

La atención crece en los temas de diversidad e inclusión cuando se trata de establecer o transformar una cultura, aspirando a obtener efectos positivos en la innovación, atracción y retención del talento, desarrollo del personal, mejora continua y marca empleadora.

La asignatura pendiente

En temas de liderazgo a nivel directivo se requiere concretar los programas que incluyan a mujeres en posiciones de alta dirección y comités de administración. Este año se alcanzó un promedio de 35% de mujeres en estas funciones.

¿Queremos que se queden?

La expectativa de permanecer en las organizaciones sigue sin superar el promedio de los cinco años, muestra de que la retención de talento seguirá siendo el reto frente a la generación dominante.

Los saltos de generaciones

Este año se despidió la representación de la Generación del Silencio (1928 – 1945) y gradualmente vemos desvanecer la presencia de las personas Generación X (1965 – 1980) que este año ya sólo ocupan el 27% de los puestos de trabajo.

La dominancia del grupo de adultos Millennial se mantiene con un 65% de colaboradores, que hoy conforman el grueso de las organizaciones de este ranking.

La discapacidad se debe incluir

Las personas con discapacidad siguen siendo un referente para la inclusión en el trabajo. En México, del total de personas con discapacidad en edad para trabajar, sólo el 39% tiene empleo. Aún existe mucho talento por incluir en Los Mejores Lugares para Trabajar®.

Acciones para prevenir y cuidar

En promedio el 78% de las organizaciones ha designado a alguien para combatir la discriminación y promover la diversidad.

Contrarrestar la discriminación por sexo es el punto en que se observa un mayor compromiso; sin embargo, hay que observar qué ocurre respecto de las otras discriminaciones, como las creencias, la discapacidad, el origen étnico o el color de piel.

La gran diferencia

Sin importar su tamaño, región o el sector al cual pertenecen, las evaluaciones de estos grandes lugares para trabajar refieren a resultados positivos, que se logran mediante acciones para crear culturas donde la diversidad de personas tiene cabida:

  • En materia de inclusión por género las cosas no podrías ir mejor, en promedio se emplea a un 53% de hombres y un 47% de mujeres
  • Las mujeres en mandos medios representan un 45% de los puestos de trabajo
  • Las culturas de confianza diversas e incluyentes mejoran su índice de rotación voluntaria en un promedio de 19%
  • La diversidad va de la mano con la innovación; en estos grandes lugares para trabajar se sumaron más de 700 ideas innovadoras en un año

¿Te gustó? ¡Califícalo!

X