Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Elisa de Sampedro / Creadora de contenido / Great Place to Work® México

Celebrar es una práctica fundamental en los grandes lugares para trabajar. Pero la pandemia y el confinamiento hacen que muchos se olviden de su importancia o que la dejen en un segundo o tercer plano.

Sin embargo, es fundamental para mantener la unidad del equipo.

En el Modelo® Great Place to Work® la confianza se fundamenta sobre cinco pilares; uno de ellos es el compañerismo.

  • El compañerismo es cercanía. Cercanía entre colaboradores e integración de todos sin dejar a nadie atrás. Significa encontrar la manera de sentirnos cerca a pesar de la distancia. Es sentirnos próximos a pesar de que la gran mayoría de los festejos en las semanas que vienen serán virtuales.
  • Compañerismo es hospitalidad. Es dar la bienvenida a nuevos integrantes, no sólo de la organización en general sino de los equipos en particular. De modo que si hay movimientos entre equipos, la práctica de recibir, de acoger, de abrazar, no debe descuidarse.
  • Compañerismo es lograr que aquellos que hoy se sienten lejanos logren sentirse cercanos. Hospitalidad no sólo es inducción, sino reinducción. Incluye que cuando la organización hace cambios importantes en sus metas, en sus estrategias, en su interior, no deje de capacitar a todos en sus nuevas funciones. No asumir que ya todos se sienten integrados desde siempre. Por ello conviene implementar prácticas para fortalecer y resucitar el espíritu de compañerismo.
  • Compañerismo es también sentido de familia. La inmensa mayoría de nosotros no trabajamos con cónyuges, primos o hermanos. Pero cuando se trabaja codo a codo con otros, la confianza crece. Nos volvemos una sola voluntad para lograr las metas o poner en práctica los valores de la organización. Entonces vamos descubriendo que nos estamos convirtiendo en una familia. En todas las familias existen avenencias y desavenencias. Pero la magia está en descubrir de qué manera “engranarse” para que todos funcionen como un equipo bien integrado.
  • Compañerismo es entonces también unidad.

 

La visión de los líderes en el compartir y celebrar

La visión de los líderes del Modelo® tiene también como parte fundamental el compartir y celebrar.

Algunas organizaciones están reportando que el sentido de identidad y de integración de algunos de sus miembros se está deteriorando. Esto a medida que se prolonga el confinamiento. Es complicado no poder ver en persona a los compañeros de siempre. No poder dar un abrazo, un beso, un estrechón de manos, va minando la confianza y va afectando esa cercanía.

Entonces el reto de los líderes es potenciar la competencia de compartir y celebrar. Compartir los logros, los avances y celebrarlos. Darnos cuenta de que el logro de las metas es un triunfo de todos. Desde los niveles más altos hasta quienes desempeñan las labores más sencillas (o que aparentemente no están relacionadas con alguna de las áreas en cuestión).

Por ejemplo, un logro en el área de finanzas. Si miramos bien, es asimismo un logro del área de ventas, y también del área de comunicación. Todos vamos en el mismo barco y todos debemos estar invitados a compartir la información. Debemos estar invitados a compartir los valores de la organización y celebrar cuando tenemos éxito.

Y esta competencia de celebrar incluye por supuesto también celebrar aquellos acontecimientos que sabemos que nos importan. Como el Día de Muertos, la celebración de Nochebuena y Navidad y la fiesta de Año Nuevo.

En los países latinoamericanos, Navidad y Año Nuevo son dos de las fiestas más importantes del año. Por ello, no queremos celebrarlas únicamente con nuestra familia natural sino también con nuestra familia de organización. Y si hemos decidido hacer esta celebración en la distancia entonces será momento de poner en marcha toda la creatividad. Para que esta celebración sea mágica, fuerte y tenga sentido. Que no se convierta en sólo una reunión más por vía remota.

Los regalos y los sentidos al celebrar

Es necesario encontrar mecanismos para hacer sentir cerca a todos los colaboradores. Por ejemplo, por parte de la organización, se puede enviar un pequeño presente a cada uno de ellos. De manera que aunque sea por ese momento podamos sentirnos de nuevo vinculados, estrechados. A través de un sentido tan fundamental como es el tacto.

El regalo que se envíe puede también tener un muy buen olor. Puede ser un postre, frutos secos quizá, algo que al tocar las fibras más profundas de nuestro ser nos vincule con la Navidad, un olor que huela a Navidad.

Te invitamos a acercarte a Great Place to Work® y unirte al ecosistema de amigos y socios que tienen como misión hacer de sus organizaciones y de México un gran lugar para trabajar.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

Contáctanos

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn