La revolución Centennial

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La revolución Centennial

Jennifer Amozorrutia / Corporate Affairs Director / Great Place to Work® México

No es poco común que escuchemos en los pasillos de las empresas, en reuniones de trabajo o incluso en comidas familiares que las nuevas generaciones vienen demasiado “revolucionadas”. Esto resulta en un gran dolor de cabeza, tanto para los líderes de las organizaciones como para los jóvenes que buscan su lugar en el mundo organizacional.

En años anteriores escuchábamos acerca de los Millennials, de la disrupción que trajeron a los lugares de trabajo y del conflicto que generó en las organizaciones en cuanto a la integración de cuatro generaciones en un mismo momento y en un mismo lugar.

Todavía no acabando de “digerir” este cambio, llega otra generación al mercado laboral, pasando a través de las puertas que abrieron sus predecesores, los Millennials.

Esta nueva generación, los Z o los Centennials, llegan retomando el cambio iniciado en años anteriores, y retomando características de generaciones anteriores, resultando en un mix que llega a revolucionar, una vez más, tanto equipos de trabajo, como organizaciones en general.

Aunque no hay un rango de edad específico en las que se insertan los Centennials, existe una coincidencia en que esta generación se integra por jóvenes nacidos de 1990 a 1995.

En Estados Unidos se habla de que los Centennials representan el 25% de su población[1]. En México existen 13,044,136 jóvenes entre los 20 y 29 años que pertenecen a la Población Económicamente Activa (PEA), más de los que se insertan en los rangos de edad de los 30 a 39 años y de 40 a 49[2].

Estos datos pueden resultar abrumadores, sobre todo si consideramos que los más jóvenes pronto representarán un gran porcentaje de la población organizacional, influyendo mucho más de lo que lo hicieron otras generaciones.

Pero, no hay por qué “apanicarnos”. Vale más la pena comprender de qué forma los Centennials, pueden ayudarnos a revolucionar de manera positiva nuestras organizaciones, aprendiendo de sus principales cualidades.

  • Actúan. Bajo el lema de “enséñame, y no solo me digas qué hacer”, tienen una naturaleza práctica. Prefieren la experiencia que la teoría, aprenden rápido y están orientados a las metas. Esto hace que asuman mayores responsabilidades al empoderarlos más en sus funciones.

 

  • Los Centennials exigen respeto por sus conocimientos y su experiencia. Su constante aprendizaje, a través de múltiples medios, aunado a su gran capacidad creativa, hace que quieran poner en marcha sus ideas y propuestas. Independientemente de su posición jerárquica, muestran un gran deseo de participar en procesos de innovación y mejora.
  • Los Centennials están inmersos en la llamada “gig economy”, o “economía colaborativa” con múltiples opciones laborales (por ejemplo, freelancing y/o contrataciones temporales). Su emprendedurismo nato hace que puedan ser agentes de cambio en las organizaciones y proactivamente llevar a cabo proyectos internos incluso en diferentes áreas de su organización.

 

  • Colaboran y son individuales a la vez. Esta generación tiene un mix muy interesante. Son personas que, por un lado, prefieren cumplir tareas individuales y ser evaluados por sus propios resultados, pero al mismo tiempo disfrutan compartir experiencias con sus compañeros de trabajo y aprender de los demás. Esta mezcla los hace ser articuladores con otras generaciones.

 

  • Se adaptan. Nacieron inmersos en ambientes tecnológicos y digitales, bajo una gran influencia de cambios sociales, culturales y de innovaciones en todo sentido. Por ende, la flexibilidad es una competencia que forma parte de su esencia, tolerando la incertidumbre y tomando al cambio como una constante y no como un obstáculo.

 

  • Quieren dejar huella. Similar a los Millennials, los jóvenes Centennials buscan trabajos que los inspiren, donde sientan que pueden trascender a través de su talento y experiencia. Sin embargo, la diferencia de esta generación en particular es que tienen una mayor disposición para hacer carrera en una organización o un camino en particular.

 

Asimismo, de acuerdo con un Estudio realizado en 2018 en México[3], se obtuvieron algunos drivers que explican los aspectos más deseados para los colaboradores de edades más jóvenes en los lugares de trabajo. Entre los aspectos más importantes se incluyen:

  • Propósito del trabajo
  • Sentido de familia/equipo
  • Credibilidad en los líderes: percepción de competencia en cuanto a la visión de negocio
  • Trato Justo
  • Transparencia
  • Reconocimiento
  • Beneficios especiales

 Entender las características y las necesidades más importantes de esta generación, además de ser muy útil para maximizar el potencial de los colaboradores, es una herramienta poderosa para saber cómo podemos transformar la cultura de nuestra organización y así prepararla ante los nuevos retos y desafíos que se detonarán a partir de los cambios sociodemográficos.

La revolución que traen los Centennials a las organizaciones se basa en respetar las diferencias, valorar el bagaje de las personas independientemente de su edad, y de crear sinergia a través de la diversidad.

¿Tu organización, tu cultura y tus colaboradores están listos para entrarle a la revolución de los Centennials?

[1] Morphy, E. (2018). Generation Z: What They Want in the Workplace. Extraído de https://www.cmswire.com/digital-workplace/generation-z-what-they-want-in-the-workplace/

[2] Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). Información extraída de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2018.

[3] Estudio de Drivers Millennials/Centennials Great Place to Work® México 2018.

Contenidos Relacionados

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn