No pases por alto a tus colaboradores de la tercera edad

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Angel Hernández M. / Creador de Contenidos / Great Place to Work® México

En nuestro país todavía persiste cierta resistencia sobre lo que aún pueden aportar las personas de la tercera edad en las organizaciones. Con adecuadas prácticas de Capital Humano, un mejor horizonte puede abrirse para ellos.

Quizá sea por su sentido de responsabilidad y sobre todo su experiencia, que los adultos mayores lleguen a ser destacados colaboradores en los servicios, las ventas e incluso en la manufactura; sin embargo, hay organizaciones que se resisten a reconocerlos como un potencial talento.

El análisis “Discriminación y adultos mayores: un problema mayor” de El Cotidiano, órgano informativo de la UAM Azcapotzalco, revela que el de la tercera edad —personas de 60 años en adelante— es en México un sector en desventaja y también discriminado por ese ignorar sus habilidades y otras razones.

Información de Great Place to Work® México en 2019, muestra que en las organizaciones certificadas sólo un 1% de personas de ese grupo tienen presencia.

DEMOGRAFÍA DE LOS MEJORES LUGARES PARA TRABAJAR® EN MÉXICO 2019 Porcentaje de colaboradores
Menos de 50 colaboradores 50 a 500 50 a 500 MNC 500 a 5000 Más de 5000
Distribución por Edad
25 años o menos 17% 16% 11% 17% 21%
26 – 34 años 40% 42% 41% 37% 35%
35 – 44 años 24% 25% 30% 28% 25%
45 – 54 años 13% 12% 14% 14% 14%
55 – 59 años 3% 3% 3% 3% 4%
60 – 64 años 1% 1% 0% 1% 1%


Asimismo, los datos de Great Place to Work® indican que sólo 5% de las personas de la tercera edad —que están en una parte de la generación Baby Boomers (55 a 73 años)—, tienen un trabajo formal, frente a un 60% de Millennials (22 a 38 años) y un 4% de la Generación Z, que son los más jóvenes (de 1 a 21 años).

Aunque los adultos mayores demuestran capacidad para realizar distintos tipos de trabajo, muchas organizaciones mantienen prejuicios, como considerarlos poco productivos o desinteresados.

Esto provoca que aun con actitud y aptitud, acepten empleos que no cumplen sus expectativas, y en la mayoría de los casos, se inserten en la informalidad.

Tercera edad: un camino sin bastón

El Modelo® Great Place to Work® para construir Mejores Lugares para Trabajar® Para Todos propone un adecuado entendimiento en el proceso de evolución del talento, desde el momento de la atracción hasta su desvinculación.

Ahí la oportunidad de abrir las puertas a gente madura que además de ofrecer su experiencia, motive a las áreas de Capital Humano a encontrar mejores prácticas culturales que los impulsen a dar lo mejor de sí, para beneficio de la organización y al mismo tiempo, ellos decidan sobre su permanencia hasta el cierre de su ciclo laboral.

El enfoque es cada vez más necesario para este sector de la población y para el país. Las proyecciones indican que el envejecimiento demográfico es irreversible.

Se estima que para 2050 las personas de 60 años y más representarán 23.3% del total de población femenina y 19.5% de la masculina, informa el Instituto Nacional de la Mujer en el documento “Situación de las personas adultas mayores en México” (2015).

La mayoría de los adultos mayores depende de su familia o del Estado, con el dilema de que en el primer caso se les llega a considerar una “carga”, y en el segundo, aun con los esfuerzos de política pública, no se garantizan del todo sus derechos más básicos ni se destinan los recursos suficientes para hacerlo.

Se abren caminos

Neovia, fabricante francés de alimentos para animales domésticos, ha contratado en México a personas de entre 63 y 82 años como promotores de productos en supermercados con muy buenos resultados según notas periodísticas de 2007.

Por su parte, el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) firmó en 2013 un convenio de colaboración con el Instituto Mexicano de Teleservicios (IMT), a través del “Programa de recomendación para el empleo de personas adultas mayores” para promover entre sus clientes talento mayor de 60 años.

Existen distintas prácticas de Capital Humano que hacen la diferencia en las organizaciones consideradas los Mejores Lugares para Trabajar®, al reclutar y mantener talento de la tercera edad productivo:

  • Generar propuestas atractivas que hagan sentir al colaborador de edad avanzada que desarrolla un rol importante y visualice una segunda carrera
  • Reclutar a quienes posean habilidades para actividades administrativas, publicidad, ventas o comunicación
  • Ofrecer jornadas más cortas, con sedes de trabajo alternas, o incluirlos en proyectos especiales o temporales
  • Realizar evaluaciones integrales para impulsarlos como instructores en diferentes materias
  • Entrenarles en técnicas de enseñanza para transferir el conocimiento y experiencia al resto de la organización
  • Generar convenios con instituciones que impulsan la inclusión de personas de la tercera edad al campo laboral

Es necesario fomentar ya una cultura organizacional que nos permita reincorporar a los adultos mayores al trabajo para que además de obtener una justa remuneración, compartan su saber y experiencia con las nuevas generaciones.

Esto es crucial hacia un enfoque laboral más humano y responsable, en un terreno en el que tarde o temprano todos participaremos.

 

¿Te gustó? ¡Califícalo!

Contáctanos

Contenidos Relacionados

Lo nuevo, Liderazgo Efectivo
Artículos

El Liderazgo Efectivo es un conjunto de habilidades que los líderes de un gran lugar para trabajar poseen y que está al alcance de todos.

Leer más »
La confianza, base de satisfacciones y resultados
Artículos

La cultura de alta confianza es el fundamento del Modelo For All® de Great Place to Work®; descubre por qué y de qué manera tu organización puede construirla y obtener mejores resultados en su operación.

Leer más »

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn