Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Cossete González / Coach Ejecutiva en Youleader en alianza con Great Place to Work® México

El reto de cambiar tu estilo de trabajo y tu vida personal va más allá de soportar el encierro. Es un fenómeno que al paso del tiempo implica resistencia, desgaste y agotamiento, que de no ser atendidos oportunamente desencadenarán un padecimiento psicológico, físico y emocional costoso para tu salud; por ello es necesario Identificar, Diseñar y Accionar a tiempo.

Es posible que en las últimas semanas las tareas del trabajo y la casa se hayan incrementado, que sientas una actitud de desgano, que tu ánimo se debilita. Dentro de este aislamiento quizá experimentas sentimientos de agotamiento emocional, decremento en la efectividad y baja en tu desempeño laboral.

Sentirse así en esta temporada es muy común, es el Síndrome de Burnout, también conocido como síndrome de agotamiento profesional. La Organización Mundial de la Salud lo considera un padecimiento laboral que provoca detrimento en la salud física y mental de los individuos.[1]

Este padecimiento se divide en tres dimensiones:

  1. El cansancio emocional o agotamiento. Pérdida progresiva de la energía, es estar emocionalmente agotado por el contacto diario con clientes, compañeros de trabajo o familiares.
  2. Despersonalización. Se genera cuando pierdes la consideración del otro o careces de empatía. Estás irritable, tienes actitudes negativas y respuestas frías.
  3. Falta de realización personal. Desarrollas ideas negativas de ti mismo y hacia el trabajo que realizas.

¿Qué hacer para ahuyentar el burnout durante este tiempo de confinamiento?

Identificar

  1. Elabora una lista con las principales diferencias entre tu dinámica de antes y la de ahora.
  2. Comparte esa lista con dos personas. Pregunta cómo ellos han cambiado sus rutinas.
  3. Enumera las emociones que te provocan estos cambios: irritabilidad, desánimo, ansiedad, soledad, insomnio.
  4. Si enlistaste más de tres, es posible que seas “portador” del burnout.

Diseñar

Crea las acciones que te puedan ayudar a remediar el burnout, enfócate en qué estás dispuesto a hacer y qué no.

Tus estrategias deben:

  1. Ser diferentes a lo que ya habías hecho antes.
  2. Ser alcanzables, es decir, que en realidad quieras y puedas llevarlas a cabo.
  3. Tener fechas de inicio, fin y periodicidad; plásmalo en papel.

Accionar

Empieza a hacer realidad lo que escribiste en papel. Si algo no sale como lo esperabas, vuelve a intentar o modifica cuantas veces sea necesario.

Inicia cuanto antes, autogestiónate y reconoce cada logro que tengas. Piensa que te estás adaptando a esta nueva realidad. Acciona, genera cambios y comparte con otros tus resultados.

Transfórmate en un movimiento para iniciar una pandemia positiva y ahuyenta el agotamiento.

[1] Guitart Apiquian, Alejandra, El síndrome del burnout en las empresas. Universidad Anáhuac México Norte, Presentación realizada en el Tercer Congreso de Escuelas de Psicología de las Universidades Red Anáhuac. Mérida, Yucatán 26 y 27 de abril, 2007 http://www.anahuac.mx/psicologia/archivos/artburnout.doc

¿Te gustó? ¡Califícalo!

Contáctanos

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn