Liderazgo efectivo en tiempos de reto

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Elisa de Sampedro / Creadora de Contenidos / Great Place to Work® México

Para Great Place to Work®, líder no es solamente aquél considerado así por su posición de mando. También lo es toda aquella persona que, en su trabajo, en su familia o en su círculo social decide tomar el control de su vida e influir positivamente en los demás. Esto es liderazgo efectivo.

 

La primera sesión del Master webinar Series 1, “Liderazgo efectivo en tiempos de reto”, proporcionó a los líderes herramientas para gestionar efectivamente a sus equipos.

 

La resignificación del reto

Para algunos líderes, los tiempos de reto que estamos viviendo pueden representar un gran desafío.

Algunas personas se encuentran ganando el mismo sueldo mientras trabajan en la oficina con medidas sanitarias. Otras conservan el mismo sueldo pero trabajan desde casa. Sin embargo, otras más han experimentado una reducción de su sueldo o han experimentado el despido.

Ante esta circunstancia en general todos pasamos del miedo al caos, de la ansiedad a la negación.

Por tanto, una primera propuesta para el líder es diferenciar aquello que sí se puede controlar de lo que no.

 

Las cosas que sí puedo controlar:

  • mi actitud ante el presente
  • el trabajo por hacer hoy
  • el refrendo de mis compromisos y la reafirmación de mis creencias

 

Lo que no puedo controlar:

  • el futuro
  • la “nueva normalidad” que se te presenta en el mundo laboral
  • la afectación que causará la pandemia en todos los ámbitos

 

A partir de esta comprensión te das cuenta de que existe una zona de “no control”. En esta zona ocurren las cosas sobre las que no puedes influir.

Pero también existe una zona donde yo puedo influir positivamente con mi liderazgo.

Y finalmente está el núcleo de nuestra vida. En este núcleo se encuentra una zona de control donde todo depende de mí, ¡es allí donde se puede actuar!

Definir estas zonas te permite tener claridad de pensamiento para actuar en grande, y actuar rápido.

Entonces, ¿cómo actuar?

 

Una guía de acción para resignificar el reto

Estas seis ideas enmarcan nuestra postura como líderes ante la “nueva normalidad”:

  • Sí a enfocarlo como reto, no como problema
  • Sí a comprometerse, no a quedar envuelto en el desafío
  • Sí al hacer, no al hubiera
  • Sí a ser humilde, no a ser soberbio
  • Sí a crecer, no a limitarse
  • Sí a ocuparse, no a preocuparse

De esta manera, los líderes pueden darse cuenta de que, a final de cuentas, el reto es dar lo mejor de sí mismos para el beneficio de su organización, para sus familias y para sus contextos sociales.

 

El liderazgo efectivo en tiempos de reto y la congruencia

Ante los ambientes de reto que afrontan los líderes, la congruencia se convierte en una poderosa herramienta en la relación con sus colaboradores.

La congruencia es el vínculo que existe entre lo que hago y lo que digo. Es la convergencia entre el ser y el hacer. Es relacionar las acciones y las ideas que expreso sin caer en contradicción. Es armonía entre lo que pienso, lo que digo y lo que hago.

 

El modelo de Great Place to Work® refuerza en los líderes la virtud de la congruencia. Se trata de un valor que se reflejará en primer lugar en los líderes y después en toda la organización.

 

Evidentemente, esto te lleva a la vivencia de los valores expresados de forma implícita o explícita por la organización. Pero no son los que están escritos con letras de oro en las paredes de nuestra sede. Se trata de los principios que guían la toma de decisiones y los comportamientos del día a día. Es la forma como la organización logra su estrategia y consolida su cultura.

Esto es algo trascendente. Las acciones congruentes cotidianas son los verdaderos valores que perciben las personas en su entorno. Es lo que les permite confiar en ti.

Las organizaciones congruentes se construyen y alimentan de cada integrante de la misma que decide generar acciones. Pero no cualquier tipo de acciones, sino las congruentes con los valores, la filosofía y la cultura de la organización.

 

El liderazgo congruente apuntala la credibilidad y la confianza, y tiene su impacto sobre los siguientes ámbitos:

  • políticas
  • procesos
  • decisiones
  • relaciones
  • comunicación
  • promociones

 

Su importancia es muy clara. Sin embargo, muchos no atinan por dónde empezar.

Nuestra investigación indica que los líderes efectivos han comenzado por los siguientes retos:

  • alcanzar los resultados
  • ser transparentes
  • afrontar las decisiones difíciles
  • ser consistentes
  • dar ejemplo

 

El cuidado del colaborador

Mantener un pensamiento y comportamiento congruente cómo líder es la clave para alcanzar resultados, incluso el más importante, cuidar de tus colaboradores.

Los Grandes Lugares para Trabajar saben que un aspecto clave es un liderazgo centrado en el cuidado del colaborador.

Y cuidar ya es en sí mismo un reto, porque exige integridad y autenticidad.

 

Existen tres puntos de partida para encarar este reto.

  1. Una comunicación generosa

Los líderes efectivos llevan a cabo el cuidado del colaborador poniendo plena atención en la interacción personal. Asimismo, ponen toda su intención en comprender a su interlocutor. Esto significa que no interfieren en el fluir del otro, no se adelantan con ideas preconcebidas y no lo enjuician.

La comunicación generosa implica conocer al colaborador e informarlo.

  • Conociendo a tu colaborador:
    • una comunicación auténtica con las personas te lleva a estar al tanto del momento de vida en que se encuentran
    • te permite identificar los elementos que tienen sentido para ellos y, por tanto,
    • te da la pauta para actuar en consecuencia.

Gracias a ello, se crea o se refuerza el vínculo con cada persona en particular. Del mismo modo, la relación está en una transformación continua.

  • Comunicando a tu gente:
    • ¿Cuál es la situación actual?
    • ¿Cuáles son las reglas que seguirán para enfrentarla?
    • ¿Qué se espera de ellos?

Estas respuestas se comunican a través de fuentes de información institucionales y, por tanto, confiables.

En consecuencia, las personas ven reducido el estrés al que se encuentran sometidos. También tienen la tranquilidad de que saben qué esperar de la situación. Y lo más importante: se ubican como parte activa del plan, aportan con su esfuerzo y creatividad y también construyen.

 

  1. Reconocimiento a la medida

El reconocimiento es uno de los grandes motores del ser humano. Si nuestros padres, nuestros jefes o nuestros colegas nunca reconocen nuestro esfuerzo, este esfuerzo nunca crecerá. Y nuestro compromiso nunca llegará al 100%.

En este punto, conviene al líder preguntarse:

  • ¿Cuándo fue la última vez que reconocieron una acción tuya?
  • ¿Quién fue y por qué?
  • ¿Qué sentimiento te provocó esto?

El resultado de un reconocimiento sincero y auténtico en el colaborador será que:

  • Se sienta orgulloso
  • Se sienta apreciado
  • Surja en él un sentido de pertenencia
  • Se dé cuenta de que es importante
  • Se perciba feliz por ser tomado en cuenta
  • Se sienta considerado y cuidado

 

  1. Experiencias transformadoras

Algunas experiencias están transformando la vida de la gente en los Mejores Lugares para Trabajar® en México. Estas acciones son, en esencia, resultado de un liderazgo centrado en el cuidado del colaborador. A continuación, algunas de ellas:

  • Designan compañeros que se cuidan entre sí
  • Se organizan para llevar a cabo pausas activas de 15 minutos
  • Distribuyen pequeños videos informativos de apoyo
  • Buscan y comparten herramientas que fomentan la concentración
  • Comparten enlaces de disciplinas como yoga o meditación
  • Crean una línea telefónica de apoyo con profesionales de la salud
  • Se practica ejercicio físico juntos
  • Procuran evitar que los colaboradores utilicen el transporte público pagándoles un taxi

 

Mettaliderazgo®

El liderazgo efectivo en tiempos de reto también significa ir más allá de los conceptos tradicionales de liderazgo. Significa ejercer un metaliderazgo.

El Instituto Mettaliderazgo®, socio estratégico de Great Place to Work®, explica este enfoque. Este liderazgo parte del reconocimiento de que nuestra “chamba” dentro de la organización es simplemente lograr resultados.

En la actualidad, las Culturas de Alta Velocidad® requieren lograr resultados más rápidos. El calibre de cualquier cultura organizacional está limitado por el tamaño del metaliderazgo de cada colaborador.

Y en ese terreno, el individual, este liderazgo va más allá de lo convencional. Se entiende como la capacidad de influir en el pensamiento, corazón y comportamiento de uno mismo y de los demás. Parte de uno mismo: “nada cambia hasta que mi comportamiento cambia”. El objetivo final es lograr resultados más rápidos de acuerdo con las necesidades del momento.

Y de todos los resultados el más importante de nuestra vida es ser felices, que significa:

  • Valorar lo que tienes
  • Agradecerlo
  • Esforzarte por ser mejor
  • Ayudar a los demás a ser mejores

Asimismo, el desempeño del Mettalíder® tiene cinco notas características:

  • Sentido de identidad. ¿Cuáles son los tres o cinco valores más importantes que me identifican?
  • Sentido de trascendencia. ¿Cuál es mi propósito en esta vida, cuál es mi legado?
  • Sentido de dirección. ¿Quien quiero ser, qué nueva realidad quiero construir?
  • Sentido de accountability. No dejo de esforzarme hasta que logro mis resultados y los de mi equipo.
  • Sentido de conciencia. Tengo un profundo conocimiento de mí mismo, sé lo que quiero, quién soy y lo que quiero lograr.

 

Liderazgo efectivo: un liderazgo centrado en la confianza

La misión de Great Place to Work® es construir un mundo mejor, ayudando a las organizaciones a transformarse en excelentes lugares de trabajo para todos.

Un gran lugar para trabajar es aquel donde los colaboradores:

  • Confían en las personas para las cuales trabajan.
  • Sienten orgullo por lo que hacen.
  • Disfrutan de trabajar con la gente con la que laboran.

Existen mediciones realizadas sobre el clima organizacional de los Mejores Lugares para Trabajar® con datos sorprendentes. Estas organizaciones exceden los resultados esperados en las organizaciones no certificadas y tienen por consecuencia una mayor productividad y rentabilidad.

 

¿Qué aspectos crecen?

  • calificación laboral de los colaboradores
  • productos de mayor calidad
  • innovación y creatividad
  • satisfacción de clientes

 

¿Qué aspectos decrecen?

  • costos de rotación
  • resistencia al cambio
  • costos de ausentismo y asistencia médica
  • pérdida de clientes

 

En las culturas de alta confianza las personas otorgan lo mejor de sí mismas y crean una sinergia. Se crea un sentido de equipo en el que destacan las cuatro dimensiones humanas: físico-biológica, emocional, intelectual y espiritual.

 

¿Quién es el responsable de crear un gran lugar para trabajar?

El modelo Great Place to Work® enseña quiénes son los responsables de construir esta cultura organizacional:

  • La organización. Propiciando la adopción de las mejores prácticas.
  • Los líderes. Desarrollando en sí mismos y en los demás las competencias culturales.
  • Los colaboradores. Asumiendo su corresponsabilidad en la creación de un gran lugar para trabajar.

El control, sumado a la confianza, da como resultado el compromiso de los colaboradores.

Así pues, la cultura de confianza tiene tres notas características:

  • es un nuevo paradigma de liderazgo
  • incrementa la información y la influencia
  • disminuye la burocracia y el control

Ahora bien, aunque se comprende la importancia de la confianza, no siempre se sabe cómo construirla. Al respecto, se destaca que existen tres leyes que explican cómo se construye esta confianza:

  • Alguien debe iniciar el ciclo de confianza, la cual ocurre cuando alguien se atreve a confiar en el otro.
  • La confianza crece o decrece en una serie de mutuos escalones de refuerzo que se llaman “el depósito de la confianza”.
  • La confianza estimula la productividad al establecer la sinergia de las cuatro dimensiones humanas.

En el punto final del desarrollo de una cultura de confianza los líderes efectivos encuentran el concepto de “cultura giftwork”. Es una cultura y clima organizacionales en los que cada uno de sus miembros da lo mejor de sí mismo. Es como un obsequio generoso hacia los demás.

 

 

 

¿Te gustó? ¡Califícalo!

Contáctanos

Contenidos Relacionados

Tres lecciones para los líderes de hoy
Artículos

La encuesta Trust Index® nos muestra que los líderes de hoy deben desarrollar tres importantes competencias: inspirar a su gente, contratar adecuadamente y suscitar orgullo entre los colaboradores.

Leer más »
¿Qué significa Para Todos “For All”?
Artículos

El modelo For All® de Great Place to Work busca que el desarrollo personal y los beneficios del negocio alcance a todos los miembros de la organización, sin importar distinciones de puesto, edades, origen étnico, orientaciones sexuales o cualesquier otras.

Leer más »

Entérate de todas nuestras novedades

Síguenos en nuestro LinkedIn